Policiales
Jueves 20 de Abril de 2017

Chocó un camión y un auto estacionados y terminó contra un cartel

Ocurrió en Sarmiento y Sobremonte y fue protagonizado por un médico que sufrió una descompensación diabética. Se trata de un médico que en 2016 tuvo un incidente vial por el mismo problema en otra esquina. Fotos.

Un automovilista chocó un pequeño camión repartidor y un auto que estaban estacionados y terminó adentro de la acequia de Sarmiento y Sobremonte, donde además derribó el caño de los carteles indicadores de las calles.

El inusual accidente ocurrió este jueves alrededor de las 17.30 y fue protagonizado por el médico diabetólogo Daniel Giorgini, que aparentemente sufrió una descompensación diabética cuando manejaba su Citroën C4 Lounge, un problema similar que a mediados del año pasado en Libertador y Beltrán lo dejó inmovilizado en el interior de su auto en medio de la avenida.

De acuerdo a lo relatado a UNO San Rafael por los propietarios de los vehículos chocados, el automovilista iba hacia el oeste por Sarmiento y a la altura de Marcelo T. de Alvear impactó la parte trasera de un camión Kia de reparto que se acababa de estacionar.

Luego hizo marcha atrás y continuó por Sarmiento pero casi una cuadra después rozó a un Volkswagen Gol de color rojo estacionado y lo movió hacia el lado de la acequia.

La dueña de este auto comentó que en ese momento observó al conductor con signos de tener algún problema.

No obstante, el conductor del Citroën continuó la marcha hacia el oeste y terminó cayendo a la acequia de la esquina noroeste de Sarmiento y Sobremonte, donde golpeó y dobló el sostén de los carteles indicadores.

El hombre fue retirado por policías a través de una de las ventanillas cuyo vidrio tuvieron que romper y subirlo a una ambulancia para ser llevado al hospital.

Antecedente

Un hombre quedó paralizado y encerrado en su auto en medio de una avenida

El doctor Giorgini ya había protagonizado un incidente vial por su problema diabético.

El 1 de junio de 2016 al mediodía quedó inmovilizado en Libertador a la altura de Beltrán y su auto de entonces, un Fiat Idea, quedó en el medio de la avenida.

Sufrió hipoglucemia (una baja del azúcar en sangre), que lo dejó sin reacción y permaneció inmóvil unos 20 minutos tomado del volante y de la palanca de cambio, sin responder a los llamados y gritos de la gente.

Ese día también tuvieron que romper una ventanilla con un martillo para abrir el vehículo que tenía las puertas trabadas y sacarlo para trasladarlo a un centro médico.

Comentarios