Policiales
Viernes 09 de Junio de 2017

Detalles del secuestro extorsivo que sufrió el chico de 8 años

Thiago fue retirado de su casa a las 11 por una mujer. Estaba practicando Taekwondo cuando lo fue a buscar la mamá. Todos los detalles en la nota.

Empezaron a revelarse extraoficialmente algunos detalles del secuestro extorsivo de Thiago (8) que sacudió y puso en vilo a la sociedad sanrafaelina.

De acuerdo algunos testimonios recogidos y a fuentes consultadas por Diario UNO San Rafael y Canal 6, Thiago fue retirado por una mujer el jueves a las 11 de su casa ubicada en Adolfo Calle. Allí lo subieron a un auto color oscuro y partió con rumbo desconocido.
En principio habrían dado algunas vueltas hasta que fueron a una vivienda donde almorzaron. Según la información obtenida, habría comido unas milanesas de cordero.
Luego cerca de las 17.30, esta mujer llevó a Thiago hasta una vivienda ubicada en la calle Miguel Cané al 800, aproximadamente, donde vive una familia que tiene un hijo muy amigo del chico con el que practica Taekwondo.
La mujer que entregó a Thiago se identificó como amiga de la madre del chico y luego se retiró.
Como es normal que Thiago pase el tiempo con esta familia de la calle Miguel Cané, la situación no llamó la atención de los padres.
En este marco, la madre del amigo de Thiago llevó a ambos a Taekwondo y allí se enteró que lo estaban buscando como desaparecido vía Whatsapp.
Sorprendida, la mujer se comunicó de inmediato con Gabriela Rodríguez, la ex policía y mamá de Thiago que cerca de las 19.15 retiró a su hijo del gimnasio.
Al volver a su casa, la mamá del amigo de Thiago se encontró con la Policía, que la trasladó a la sede de Investigaciones, donde le fue tomada testimonial.
En este escenario hubo otro detalle muy importante cuando la mamá de la ex policía recibió un llamado pidiendo un rescate para liberar a Thiago. Esto encendió la alarma de la familia que tenía que reunir $150.000 para recuperar al chico.
El dinero nunca se pagó pero quedó un interrogante para los investigadores: cómo consiguieron los presuntos captores el número del celular de la abuela del chico.
Lo cierto es que nunca se pagó un solo peso y según la información obtenida "habría habido otro contacto para pactar el pago en inmediaciones del Cementerio", de acuerdo a lo que dijo uno de los familiares de Thiago.
En este contexto hay varias líneas de investigación abiertas, sin embargo la carátula de la causa no cambió y el fiscal federal la mantuvo en averiguación "secuestro extorsivo".



Comentarios