Política
Jueves 08 de Junio de 2017

El dietazo divide a los diputados por Mendoza: los que se oponen, los que tienen reparos y los que hicieron silencio

La mitad estuvo en contra o no totalmente de acuerdo y la otra mitad, casi todos de Cambiemos, no respondió. Suba del 100% en los gastos de representación y en los pasajes aéreos y terrestres

El dietazo de la Cámara de Diputados de la Nación, que en realidad no es un aumento formal de la dieta (sueldo) sino de los gastos de representación y de pasajes aéreos, generó un revuelo público de alcance nacional y cosechó el rechazo de la mitad de los diputados nacionales por Mendoza, que con distintas posturas se expresaron manifiestamente en contra o pusieron reparos a su aplicación, argumentando distintas explicaciones.

La Cámara de Diputados de la Nación resolvió aumentar el ítem de gastos de representación de $10.000 a $20.000 y el de pasaje aéreos y terrestres de $20.000 a $40.000, iniciativa que firmaron y elevaron los jefes de los bloques del oficialista Cambiemos (PRO-UCR), el kirchnerista FPV (Frente para la Victoria), el ARI (Argentina para una República de Iguales) de Elisa Carrió, el bloque PJ (Partido Justicialista), del peronismo no kirchnerista, y del Movimiento Evita (peronismo de base).

A la propuesta se opusieron el FR (Frente Renovador) de Sergio Massa, el FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y el FAP (Frente Amplio Progresista). Entre los que apoyaron el favorable ajuste hubo disidencias.

La iniciativa desató polémica porque los pasajes aéreos y terrestres que no son utilizados pueden ser canjeados por dinero. Eso implica que si un diputado no utiliza los $40.000 en pasajes, puede transformarlos en plata, cantidad que representa la mitad de la dieta que cobra de bolsillo, de unos $85.000, con lo que cobraría $125.000.

Cinco de los 10 diputados nacionales por Mendoza respondieron a la requisitoria de Diario UNO. Salvo uno, los de Cambiemos, estuvieron ausentes. Susana Balbo y Luis Borsani declinaron comentarios. Luis Petri y Patricia Giménez no respondieron sus teléfonos como tampoco el kirchnerista Alejando Abraham.

diputados por mendoza.jpg

Dicen que no se benefician
Graciela Cousinet, de Libres del Sur, que está en el FAP; Soledad Sosa, del FIT; Rubén Miranda, del PJ; Guillermo Carmona, del FPV, y Stella Maris Huczak, de Cambiemos, coincidieron en que no se benefician con los $40.000 de pasajes aéreos porque no los canjean por dinero. Al contrario, los usan, afirman, para viajar a Mendoza o a otras partes del país, para sus asesores, o para gente que los necesita por urgencias de salud o de otra índole, remarcando que es así con todos los diputados del interior.

Criticaron en cambio que son los diputados de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires los que canjean esos pasajes y se benefician con el efectivo.

En cuanto a las posturas, Cousinet, Sosa, Carmona y Miranda se manifestaron en contra, mientras que Huczak dijo que no compartía el criterio de que los pasajes no utilizados pudieran cambiarse por dinero.

Cousinet señaló que "es un aumento indirecto que no impacta igual en todos porque no todos cambian los pasajes. Nuestro bloque lo rechazó, creemos que tenemos que acompañar a la ciudadanía que sufre un fuerte deterioro del salario".

Sosa acusó: "Es un acuerdo político de los bloques mayoritarios. La grieta no es entre Cambiemos y el FPV sino entre ellos y los trabajadores".

Recordó que "nosotros pedimos en 2016 terminar con los canjes de pasajes porque estos se proveen para que el legislador viaje a su provincia o para trabajar en un proyecto. Si no los usan no corresponde que los cambie por dinero".

Guillermo Carmona enfatizó que "en enero, cuando plantearon esto, me manifesté en contra y ahora no me consultaron". Señaló que "los pasajes no los canjeo jamás porque nunca me sobran"
.
Rubén Miranda afirmó que "el jefe del bloque firmó el pedido sin consultarnos, no estoy de acuerdo ni es el momento".

Stella Maris Huczak afirmó que "no estoy de acuerdo con que los pasajes no utilizados se cobren en dinero. Esos pasajes se podrían usar para gente que los necesita. Igualmente más allá de mi opinión voy a respetar lo que diga mi jefe de bloque, Nicolás Massot.

Sobre los gastos de representación, que se elevarán a $20.000 (un 100%)hubo diversas posturas. Justificaron que los usan para pagar sus alquileres en Buenos Aires, que rondan los $20.000, hasta los que los aportan para el partido, la actividad política y la ayuda social que demanda la representación legislativa.
Fuente: UNO Mza