Política
Martes 03 de Noviembre de 2015

Por el retraso en los sueldos, crece la tensión entre el Gobierno de Mendoza y los gremios

Paco Pérez no pudo completar el pago de la totalidad de los salarios de octubre y los trabajadores estatales afirman que continuarán con las protestas. Dudas de la próxima administración por qué pasara en diciembre.

 
En una jornada plagada de marchas y contramarchas para abonar los salarios estatales, finalmente el Gobierno de Mendoza consiguió $400 millones de adelanto de coparticipación y otro sobregiro del Banco Nación por otros $100 millones para cubrir otra parte de la nómina.
Esta vez les tocó a los celadores, penitenciarios, los administrativos de la DGE, la Administración Central y personal del Poder Judicial, además de los profesionales de la salud que cobran hasta $30 mil, lo que significa que muchos de los médicos de los hospitales, como los cirujanos o especialistas, quedaron excluidos. 
Sin embargo, no hubo precisiones respecto a qué pasará con los sueldos que faltan cancelar, es decir aquellos correspondientes a los SEOS, escuelas privadas, jueces, Legislatura y funcionarios del Ejecutivo mendocino. Nada se dijo tampoco de los organismos descentralizados. Pero lo más serio es que este listado oficial ofrecido este lunes desde Gobierno sólo atiende a los empleados de planta, dejando sin fecha cierta a contratados y servicios pagados por prestación, como es el caso de los médicos de guardia del hospital Notti y algunas tareas que desempeña personal de DINAF, por dar sólo un ejemplo.
Mauricio Guzmán, subsecretario de Trabajo, explicó que “con este pago se ha cancelado el 98% de los salarios y queda muy pocos por saldar. El comunicado oficial dice posteriormente, porque se entiende que posteriormente será el miércoles y así sucesivamente para seguir completando los pagos y al final final, los funcionarios” indicó. 
Claro que por la mañana había asegurado que todos los sueldos estarían depositados a la 0 de este martes y que la demora se debía a “trabas burocráticas” que provocaron un retraso en el envío de los fondos.
Con este panorama, los gremios estatales ATE, AMPROS, SUTE, judiciales –expresaron su malestar por los pagos sectorizados durante la mañana del lunes, produciendo un verdadero caos en la ciudad de Mendoza con cinco cortes en puntos claves– advirtieron de que de encontrar alguna irregularidad o incumplimiento dentro de lo anunciado por el Gobierno, harán otras medidas de protesta. Fuentes judiciales afirmaron a Informe Nihuil este martes que habían cobrado sus haberes, aunque no aclaró si cobraron la totalidad de los trabajadores. 
“No podemos confiar en ningún comunicado oficial, porque lo que pasó hoy (por ayer), que decían una cosa y luego otra, fue una muestra de que no podemos confiar en lo que dice el Gobierno. Sólo si vemos que el depósito en los cajeros automáticos está bien no haremos el corte previsto en Colón y 9 de Julio, pero si no a las 9 será realizado”, dijo Raquel Blas, secretaria general de ATE.
De igual modo, Isabel Del Pópolo, de AMPROS, indicó que esperarán a verificar los pagos en el cajero, pero consideró muy negativa la continuidad de los pagos escalonados, porque “muchos médicos quedarán sin cobrar”.
Sin información oficial de cómo se consiguieron los fondos ni cómo será obtenido lo necesario para completar el pago de los sueldos de octubre, algunos datos circularon de todos modos porque las dificultades para cancelar salarios tienen iguales mecanismos mes a mes.
El Gobierno requiere de alrededor de $1.200 millones para cubrir sólo salarios de planta. Los de octubre el Gobierno los pagó en una primera tanda con  $600 millones de descubierto del Banco Nación que por contrato debe darle a la provincia de Mendoza. 
Para la segunda tanda recurrió a $100 millones más que serían una extensión de ese descubierto bancario.
De igual modo sucede con los fondos de coparticipación, $ 400 millones, que lo proveen desde el Tesoro Nacional pero contra una devolución obligatoria por ley a fines de noviembre.
En resumen, Paco Pérez está cancelando salarios, tomando más deuda y gastando por anticipado los recursos de Mendoza.
Sobre este punto es donde trinan los radicales, porque al no existir ningún avance en la renegociación con la deuda que Mendoza ya tiene con el Banco Nación ni mucho menos un nuevo crédito para atender las necesidades inmediatas y de mediano plazo del Gobierno mendocino, ven con preocupación que el 30 de diciembre deberán pagar los $2.300 millones de deuda tomada, más sueldos, aguinaldo y el resto de los compromisos adquiridos por la gestión Pérez sin haber realizado ni un solo movimiento de la nueva  gestión.
Enrique Vaquié, diputado nacional electo por la UCR, indicó que “Pérez está forzando la situación porque no le dice a Cornejo qué negoció con la Presidenta de la Nación, y así no se puede tomar una dirección. Si es necesario cambiar la Ley de Endeudamiento que lo diga y vemos cómo lo hacemos, pero no continuar así”.
►1.060 millones de pesos es lo que pagó hasta ahora el Gobierno provincial, entre lo depositado el sábado pasado ($580 millones exactamente)y otros $480 entre adelantos de coparticipación y sobregiros. Con ello, debe conseguir otros $140 millones para terminar de abonar el mes de octubre.
►2.300 millones de pesos es lo que ya asumió como deuda con el Banco Nación, que vence el 30 de diciembre. Pero según la Ley de Endeudamiento, la provincia requiere de otros $2.500 millones para poder enfrentar el primer año de gestión 2016 y otros $1.000 millones de un bono para pagar proveedores. 
Promesas van, promesas vienen
Mientras en la calle los gremios ATE, SUTE y judiciales protestaban, en el segundo piso de Casa de Gobierno se realizaba una reunión entre representantes de AMPROS, el Ministerio de Salud y el ministro de Hacienda, Juan Gantuz, para tratar la difícil situación del microhospital de Puente de Hierro, donde se cumple un paro por tiempo indeterminado. 
Entre los reclamos estaba la promesa incumplida de pasar  dicho centro asistencial a manos de Mendoza, ya que hasta ahora depende del Municipio de Guaymallén. 
En esas tratativas estaban cuando el gobernador Francisco Pérez se sumó y así surgió una nueva promesa de que este martes a las 9 en la Subsecretaría de Trabajo empezaba dicho proceso. 
Además, serían enviados insumos y se arreglarían algunos problemas de infraestructura impostergables como la funcionalidad de los baños. 
Pero según algunos de los asistentes, en ningún momento de la reunión se habló del problema salarial ni de la protesta.
De todos modos, Daniel Jiménez, prosecretario gremial de AMPROS, explicó que las medidas de fuerza estarán vigentes hasta tanto todo lo expresado por Pérez se haga realidad, porque “ya ha sucedido que no cumplen” .
Por Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar

Comentarios