La provincia
Jueves 19 de Mayo de 2016

Por las lluvias constantes, circulan dos virus respiratorios graves en Mendoza

La comunidad médica de Mendoza está preocupada, ya que la circulación de los virus de la Gripe A y la bronquiolitis se adelantó varias semanas. De todas formas, en Mendoza aseguran que la situación está controlada y que casi no hay posibilidades de que se produzca una pandemia como la de 2009.
El clima frío, húmedo y con lluvias constantes es uno de los causantes de que estos dos virus estén circulando con mayor fuerza de lo habitual en esta etapa del año. Lo que ocurre es que el hacinamiento, es decir, el estar encerrados y menos ventilados, en contacto más cercano con las personas, favorece la transmisión de los virus que circulan durante todo el año, pero se acentúan según las condiciones.
"Si bien, aparentemente, este año se está anticipando un poco la presencia de estos cuadros, en número está parecido a los de igual época del año pasado", aseguró Rubén Cerchiai, el director de Epidemiología y Ambiente Saludable de Mendoza, transmitiendo también un mensaje de tranquilidad.
Hasta el momento, en lo que va del año, según el registro de vigilancia clínica, es decir, de la notificación de todos los consultorios externos de los hospitales, centros de salud y guardias, se detectaron más de 4.000 casos de ETI (Enfermedad Tipo Influenza).
 
De esa cantidad de pacientes, solo los que deben ser internados por problemas de infección respiratoria aguda son los que se realizan estudios para saber qué virus o bacteria los está afectando, en este caso influenza H1N1 (Gripe A) o Virus Sincicial Respiratorio (bronquiolitis). Las cifras, hasta el momento, son similares a las detectadas en la misma época de 2015.
"No estamos en una situación de alarma, sí de alerta, que implica una vigilancia activa, prevención y notificación a la población de los signos de alarma para que tomen las medidas necesarias para evitar que esto se traduzca en mayores complicaciones", informó Cerchiai.
Además, explicó que en Mendoza a diferencia de las provincias del norte, donde hubo superposición entre el brote del dengue con casos de influenza, no hubo grandes problemas ni con el dengue ni con las infecciones transmitidas por mosquitos, ya que fueron pocos casos y todos importados.
Resaltan la prevención
Las medidas de prevención generales que las personas deben tener siempre en cuenta para cualquiera de los dos casos son el lavado frecuente de manos, higiene de la tos, es decir, que cuando la persona, ya sea un niño o un adulto, sufre una crisis de tos o estornudos debe cubrirse con el pliegue del codo o pañuelos descartables, además de evitar concurrir en el caso de niños a los jardines o escuelas mientras tengan síndrome febril y cuadro respiratorio agudo, y en el caso de los adultos no concurrir a los lugares habituales de trabajo si tienen esos mismos síntomas.
Otro aspecto fundamental y que desde el Ministerio de Salud de Mendoza destacan como sumamente positivo es la colocación de las vacunas, tanto de las propias del calendario de vacunación para los niños como la antigripal para los grupos de riesgo.
Estos grupos están conformados por los niños de 6 meses a 2 años, mujeres embarazadas, personal de salud, mayores de 65 y las personas entre 2 y 64 años que padezcan enfermedades crónicas, como afecciones respiratorias, cardiovasculares, metabólicas (diabetes), oncológicas, obesidad mórbida y cualquier otra patología de base que haga que aumente el factor de riesgo.
"Este grupo es el único al que se le pide la prescripción médica, donde el médico especifica cuál es la enfermedad que tiene el paciente por la que necesita colocarse la vacuna. El resto no necesita orden y concurriendo a los centros de vacunación pública, van a recibirla", confirmó Cerchiai.
Cuántos casos de cada una
Dentro del contexto nacional, se están notificando casos de influenza en varias provincias, sobre todo las del norte, en Mendoza también hay casos registrados.
Hasta el momento se detectaron cuatro casos de Gripe A y uno de Gripe B, todos en pacientes menores de 15 años. Todos ellos evolucionaron de buena manera e, incluso, fueron dados de alta.
"Por el momento, no tenemos complicaciones severas ni mortalidad atribuible al virus influenza. Todos los pacientes son ambulatorios", explicó Cerchiai.
En cuanto a la bronquiolitis, Cerchiai aseguró que están notando el ascenso de casos: "En relación al año anterior, el pico se está dando un poco antes. Cuando hablamos de bronquiolitis, son casos que afectan a niños menores de 2 años".
En Mendoza, en lo que va del 2016 se detectaron aproximadamente 1.500 casos, en los que el virus predominante es el Sincicial Respiratorio, el causante de la mayoría de los casos de bronquiolitis. De todas formas, también circulan otros virus, aunque son menos significativos y se dan con menor frecuencia.
Fuente: UNO MZA
 

Comentarios