Más noticias
Domingo 11 de Diciembre de 2011

Por primera vez las fiestas de fin de año tendrán tope horario

Se trata de una de las modificaciones que fijaron los legisladores en la Ley de Diversión Nocturna. Se podrá entrar hasta las 3.30 y el cierre será a las 7.30. Sólo hay 15 inspectores para controlar todo.

Juan Manuel Porolli
jmporolli@diariouno.net.ar

Cuando a principios de junio la Legislatura aprobó la modificación a la Ley de Diversión Nocturna, sobresalió en su momento que multarían a los padres de los menores que cometieran infracciones. Hoy lo que llama la atención es que por primera vez las fiestas de Navidad y Año Nuevo tendrán tope horario tanto para ingresar como para salir.

Aquellos que salgan a bailar el 25 diciembre y el primer día del 2012 podrán ingresar a los diferentes festejos desde la 1 y hasta las 3.30, luego de esa hora la taquilla se cerrará y nadie más podrá hacerlo.

El corte para consumo de alcohol se extenderá una hora a lo que habitualmente pasa en la noche mendocina: la barra debe dejar de comercializar tragos a las 5.30. A esto se le suma que a las 7.30 se tiene que cortar la música y los que salieron a divertirse deberán emprender el retorno a sus hogares.


Poco personal
Estos cambios sin dudas serán una complicación a la hora de controlar para la Dirección de Juventud, ya que con la sanción de la nueva norma se le otorga a este organismo el poder de policía, pero hoy cuenta con sólo 15 inspectores para toda la provincia.

Frente a ello, es casi seguro que el Ejecutivo provincial solicitará ayuda a los municipios donde se realicen estas celebraciones. De hecho para mañana está pactada una reunión con las comunas para definir cómo será el trabajo en esas jornadas, aunque aún no se confirmó si se realizará.

La nueva norma de diversión nocturna vuelve a remarcar la prohibición de las barras libres dentro de las fiestas, por lo que con la entrada a lo sumo ofrecerán dos tragos y adentro habrá que abonar si se quiere seguir con la ingesta.

La mayor preocupación pasa sobre todo por las fiestas nómades, aquellas que se hacen sólo para determinadas fechas y que van cambiando de lugar. Es que ya hay muchas que se publicitan a través de las redes sociales pero sin tener la autorización de la Dirección de Juventud.

Diario UNO pudo saber que sólo dos eventos especiales han solicitado el permiso al organismo oficial, contra las 25 que finalmente obtuvieron el visto bueno durante 2010, a lo que se suman la apertura de 24 boliches.

Lo que tiene que ver con los operativos que se realizarán para las fiestas de fin de año se terminará de definir esta semana que comienza, a 15 días de los festejos. Mañana, con el primer día de trabajo del ministro de Desarrollo Humano, Guillermo Elizalde, recién se definirá quiénes serán las nuevas autoridades de Juventud.

La primera actividad ya se realizó y estuvo encabezada por el Ministerio de Desarrollo Humano a través de la Dirección de Juventud y por el Ministerio de Seguridad representado por la Dirección de Participación Comunitaria.

Al operativo “Fiestas felices” que viene desarrollando el Gobierno provincial desde hace 4 años, se suma la campaña “Volvé despacio” lanzada en setiembre de este año, a través de la cual referentes de la noche mendocina invitan a jóvenes y adultos a cuidarse cuando vuelven de bailar.

Esta acción cobra mucho interés ya que en los últimos años las diferentes campañas lograron bajar los accidentes de tránsito a la salida de los locales bailables, así como los internados por ingesta de alcohol.

Habrá que esperar entonces cuáles serán las determinaciones que tomarán las nuevas autoridades que comenzarán a trabajar esta semana.

En 2010 se labraron 21 multas para Navidad y Año Nuevo

Casi 69 festejos fueron los que se realizaron para Navidad y Año Nuevo pasados. De ellos, 33 –12 fueron eventos especiales– fueron el 25 de diciembre (13 nómades) y 36 para recibir el año.

La Dirección de Juventud aplicó 21 multas en total el año pasado: el 25 de diciembre 10 y el primer día de este año 11.

De estas, 13 infracciones fueron por el expendio de bebidas alcohólicas fuera de horario permitido, ya que el corte de la barra siempre existió para estos eventos antes de la modificación de la Ley de Diversión Nocturna.

A su vez lograron localizar tres fiestas que no contaban con la habilitación correspondiente en Año Nuevo y otras tres en Navidad, a las que se les realizó el cese de actividades por ser ilegales.

Para este año se le agrega lo que sin dudas será un dolor de cabeza para las nuevas autoridades de Juventud, ya que tendrán que controlar además del cierre de la barra a las 5.30, que la taquilla deje de vender entradas a las 3.30 y que los chicos salgan del lugar a las 7.30.

Por esto es que desde el organismo oficial se prevé que serán muchas más las multas que se aplicarán este año, aunque también se mostraron preocupados por el hecho de que sólo cuentan con 15 inspectores para hacer frente a los eventos de Navidad y Año Nuevo, por lo que tendrán que relegar parte de la responsabilidad a los diferentes municipios.

La semana que empieza habrá mayores novedades al respecto con la asunción del nuevo ministro de Desarrollo, Guillermo Elizalde.

 


 

Comentarios