Copa Libertadores
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Por qué El Nacional no podrá reclamar los puntos ante Atlético Tucumán

La "trampita" que beneficia al Decano ante un hipotético reclamo del equipo ecuatoriano por la falta de cumplimiento del reglamento de la Conmebol.

Fuentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol explicaron a La Nación por qué un hipotético reclamo de puntos de El Nacional de Ecuador sobre el partido ganado por Atlético Tucumán en la Copa Libertadores no prosperaría.

Según informaron, los "famosos 45 minutos corren a partir del inicio del partido y el encuentro en Quito no había iniciado porque eso sucede recién cuando el árbitro convoca a los capitanes para el sorteo. Por lo tanto, será imposible recurrir el resultado".

Éste es el texto completo de la nota del periódico La Nación:

"Los famosos 45 minutos corren a partir del inicio del partido y el encuentro en Quito no había iniciado porque eso sucede recién cuando el árbitro convoca a los capitanes para el sorteo. Por lo tanto, será imposible recurrir el resultado. Además es intención de esta gestión de Conmebol que los partidos se definan dentro del rectángulo de juego", fue la frase contundente que le expresaron a LA NACION fuentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol para garantizar la clasificación de Atlético Tucumán a la tercera fase de la Copa Libertadores luego de que se demorara su llegada a Quito y el partido ante El Nacional empezara más de una hora después.

Luego de la victoria tucumana en Quito ante El Nacional, el técnico del equipo local, Eduardo Favaro sentenció: "Atlético Tucumán fue un justo ganador; no hay excusas". Dio a entender que el conjunto ecuatoriano no recurriría la demora en el inicio del encuentro.

En tanto, el presidente Tito Manjarrez, expresó con el inicio del partido consumado: "La decisión de jugar la tomaron en Paraguay (Conmebol), nosotros sólo debimos aceptar".

No obstante, El Nacional dejó constancia que jugaría el partido "bajo protesta" abriendo la puerta a una futura apelación en caso de un resultado adverso. Sin embargo, fuentes de Conmebol le explicaron a LA NACION que al no ingresar el equipo ecuatoriano al campo de juego del estadio Atahualpa de Quito y forzar el ingreso de los árbitros y la ceremonia del sorteo de capitanes no hay inicio del partido y no corren los 45 minutos, según el Reglamento de competiciones y el actual Reglamento de la Copa Libertadores 2017.

Según pudo averiguar LA NACION lo que existirá para Atlético Tucumán es una fuerte multa económica para desalentar futuros incidentes en el futuro similares al vivido ayer en Quito en cuanto a las demoras en un vuelo.

De esta manera, Atlético Tucumán se enfrentará con Junior de Barranquilla en la tercera y última fase eliminatoria para acceder a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2017.

Comentarios