San Rafael
Lunes 29 de Agosto de 2016

Por un conflicto en la nueva terminal hay empresas que se quieren retirar

El problema comenzó a comienzos de 2014 por la renovación del contrato de alquiler. El concesionario incluyó cláusulas en dólares que los inquilinos consideran leoninas. Una emblemática compañía abandonaría el predio.

Seis de las ocho empresas de micros que operan en la nueva terminal de ómnibus de San Rafael están en conflicto con el concesionario TEBA SA porque les exigen firmar contratos de alquiler con cláusulas en dólares que las compañías consideran leoninas. El inconveniente comenzó a principios de 2014 y en estos dos años se agravó la situación.
Es que además de la falta de contrato, las empresas son intimadas con cartas documentos mensuales a que regularicen su situación con la amenaza de expulsarlos y cortarles la luz.
La situación se tornó insostenible y una de ellas, La Unión SRL tiene decidido abandonar el predio porque, según uno de sus titulares, Alexander Majstruk, “no podemos seguir pagando cánones ajustados en dólares”.
El empresario junto a María Inés Buttini, de la empresa Antonio Buttini e hijos SRL, confirmaron a Diario UNO de San Rafael que “la terminal local se ha convertido en la más cara de toda Mendoza” y confirmaron que “el litigio comenzó cuando la empresa concesionaria presentó los nuevos contratos de alquiler con ajustes en función a la cotización del dólar”.
En ese sentido, María Inés Buttini señaló que “seis de las empresas no lo firmamos pero acordamos pagarlo hasta que se resuelva la situación”. Es que estas empresas le cursaron notas a la concesionaria, al Municipio y al Concejo Deliberante para que se revea la decisión porque los costos no se pueden trasladar a la tarifa que está regulada.
La empresa Buttini por pliego licitatorio no puede abandonar la terminal y desde que no firmó el contrato se le remiten todos los meses cartas documentos con amenazas de desalojo y cortes de luz.
Para María Inés “esto es un abuso porque el contrato es leonino y además el medidor de la luz está a nombre de la empresa” y agregó que “nos sentimos inquilinos cautivos”.
En este marco de permanente conflicto en el que la empresa concesionaria no dio una respuesta a los pedidos de las empresas de micros, el representante de La Unión SRL, Alexander Majstruk, mencionó que “de no corregirse la situación vamos a tener que abandonar la terminal”.
La empresa alvearense, por tener una sola frecuencia, no tiene la obligación de permanecer en la terminal, pero abandonarla les ocasionaría un trastorno a sus autoridades y a los clientes que habitualmente utilizan ese servicio.
“Por una pequeña oficina de 7 metros pagamos $2500 el metro cuadrado, cuando en la capital de la provincia por un local de 16 metros se abonan $250 el metro cuadrado. Además de estos costos tenemos que pagar las expensas cuyo valor lo pone el concesionario y que en nuestro caso es de $10.000 mensuales”.
Esta es otra de las quejas de los inquilinos porque el concesionario no informa, aunque está obligado a hacerlo, en qué se gasta este dinero. Añadió que “desde el Concejo Deliberante nos pidieron 45 días de espera para no dejar la terminal y se arribe a una solución”.
Lo cierto es que los directivos de la empresa TEBA SA han cortado el diálogo y por ahora no hay solución a un conflicto que puede afectar el sector del turismo sanrafaelino.
TEBA SA fue citada por el Concejo local para dar explicaciones
  El 5 de septiembre fueron citados al Concejo Deliberante los representantes de la empresa TEBA SA, a quienes se le pedirán explicaciones por el conflicto que mantienen con seis de las empresas de micros que operan en la nueva terminal y por las condiciones higiénicas y de seguridad del predio.
Así lo confirmó a UNO San Rafael el presidente de la Comisión de Legislación de ese cuerpo, Gustavo Correa Gabbi (UCR), quien explicó que “junto a la concejal Fabiana Esperanza (PJ) recorrimos las instalaciones y observamos suciedad, irregularidades edilicias y otros aspectos relacionados con la seguridad e higiene del lugar”.
Además, señaló que “vamos a pedirles explicaciones acerca de las cláusulas leoninas de los contratos de alquiler que les están exigiendo a las empresas” y “si no concurren, o los argumentos no nos satisfacen, podemos pedirle al Ejecutivo que de por cancelada la concesión”. 
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios