Policiales
Miércoles 06 de Julio de 2016

Por una pelea por un caballo, un joven fue asesinado de una puñalada por su tío

El trágico hecho ocurrió en una finca de Colonia Elena este miércoles a la tarde. Además fueron apuñalados el hermano y la madre de la víctima. Los detalles. Fotos.

Una pelea familiar desencadenada por la tenencia de un caballo este miércoles a la tarde en una finca del distrito Cuadro Nacional terminó de la peor manera: un joven de 24 años perdió la vida en manos de un tío y dos personas más resultaron heridas de arma blanca.
El fatal hecho ocurrió alrededor de las 16.30 delante de la tranquera de una finca situada a unos 100 metros del callejón Lara y a más de mil metros de la ruta nacional 146, en la zona de Colonia Elena.
La víctima mortal fue identificada como Diego Olivera, de 24 años, que sufrió una herida con un cuchillo y falleció mientras era trasladado a un centro de salud.
Además, en esa gresca resultaron heridos de un arma blanca su hermano Mario Olivera (25) y su madre Norma Sandoval (46).
Ambos fueron trasladados de urgencia al hospital Schestakow donde quedaron internados.
Según el primer parte médico, la mujer presentó “herida de arma blanca en flanco izquierdo” y quedó en observación en la guardia.
En cambio es más delicada la situación de Mario, que también sufrió una herida de arma blanca y tuvo que ser ingresado al quirófano para ser intervenido quirúrgicamente.
Por este crimen quedó detenido Daniel Olivera (43), tío de Diego, que previamente se presentó en la delegación de la Policía Rural, ubicada cerca del lugar del hecho, donde además entregó un cuchillo.
Todo se desencadenó cuando este hombre, que vive a unos dos kilómetros de la vivienda de sus familiares, se presentó junto a su esposa e hijo para reclamar un caballo.
En ese marco se produjo una pelea, aparentemente alimentada por un encono que viene de antes, con una sucesión de una propiedad irresuelta como fondo.
La discusión fue subiendo de tono, pasó a mayores y terminó en la agresión a Diego, donde además resultó herido su hermano y madre.
Tras entregarse en la Policía Rural, el agresor fue trasladado y quedó incomunicado en la sede de la Unidad Investigativa, para ser puesto a disposición del Tercer Juzgado de Instrucción, sobre el que recayó esta caso que conmocionó a esa tranquila zona rural de Colonia Elena, situada a unos 20 kilómetros de la ciudad.
Además fueron aprehendidos y llevados a Investigaciones la esposa de Olivera, de 36 años, y su hijo, de 18 años, quienes también se habían entregado voluntariamente. Ahora será tarea de la investigación judicial determinar el grado de participación en la agresión a sus parientes.

Comentarios