Economía
Jueves 14 de Enero de 2016

Prat Gay anunció un programa gradual para reducir el déficit fiscal

Arremetió contra "la herencia" pero admitió que las medidas de Macri sumaron al desequilibrio del 2015 más de un punto del PBI. Prevén inflación de entre 20% y 25% para 2016.

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, anunció ayer las metas del gobierno de Mauricio Macri en materia de cuentas públicas y de inflación. Prometió, en ese sentido, un ajuste gradual del gasto público hasta llegar a un 0,3 por ciento de déficit en relación al PBI en 2019. Ese año, también se registraría un aumento de precios anual del 5 por ciento. Mientras tanto, 2016 cerraría con un rojo fiscal de 4,8 por ciento del producto y un nivel inflacionario de entre 20 por ciento y 25 por ciento.

Junto a sus colaboradores Gustavo Marconato y Pedro Lacoste, el ministro se volvió a quejar de "la herencia recibida" antes de asegurar una política "gradual" de "convergencia a la normalidad".

Prat Gay aclaró que se analiza el programa de financiamiento que acompañará la reducción del déficit y puntualizó que ello dependerá, entre otras cosas, del arreglo con los buitres.

El jefe del Palacio de Hacienda dijo que el rojo fiscal de 2015 es del orden de 7,1 por ciento del PBI. Y precisó que esta cifra se compone de 5,8 por ciento,correspondiente al gobierno de Cristina Fernández. En rigor, reconoció que el déficit primario en ese período fue de algo más de 3 por ciento del PBI, pero le sumó una deuda flotante superior a 100 mil millones de pesos.

A este rojo le sumó 1,3 punto porcentual que obedece a fas decisiones adoptadas en las últimas semanas del año por la administración de Mauricio Macri para financiar la salida del cepo, la baja de retenciones y pago de un plus de la asignación unviersal.

El ministro afirmó también que el déficit fiscal es el "más alto de los últimos 30 años".

Pero estimó que para 2016 el déficit se reducirá a 4,8 por ciento del PBI, mediante la reducción de la eliminación de subsidios (1,5 puntos) y por reordenamiento del gasto (0,8 puntos).

A modo de cronograma y dentro del esquema planteado, Prat Gay proyectó una reducción del déficit fiscal a 3,3 por ciento en 2017, a 1,8 por ciento en 2018 y a 0,3 por ciento en 2019.╠

Para completar el cuadro fiscal, estimó que el déficit financiero es de aproximadamente 2,2 por ciento del PBI en cada año.

Sobre las metas de inflación que seguirá el BCRA derivadas de la pata fiscal dijo que la suba de precios de 2016 se ubicará "entre 20 por ciento y 25 por ciento; en 2017, entre 12 por ciento y 17 por ciento; en 2018, entre 8 por ciento y 12 por cientoy 5 por cientopara 2019".

Prat Gay apuntó al "despilfarro" que están detectando "en todos los ministerios" y remarcó que se encontraron con un Estado "con ñoquis y militantes".

Admitió que el cumplimiento de las promesas de campaña realizadas por Mauricio Macri tendrán un costo fiscal de 60 mil millones de pesos. De acuerdo con las estimaciones oficiales, la eliminación de retenciones dejarán un bache fiscal de 4.700 millones de pesos en 2016. En tanto, la ampliación a todos los niños de la Asignación Universal por Hijo tendrá un costo fiscal de 7.600 millones de pesos.

La devolución de IVA demandará unos 10.300 millones de pesos y la de la reducción de Ganancias costaría unos 37 mil millones de pesos.

Economistas de la city piden más ajuste

El economista Agustín Monteverde dijo que  la meta de inflación de entre 20% y 25%  planteada para este año por el ministro de Hacienda  Alfonso Prat Gay, es “optimista”y consideró “insuficiente” la prometida reducción del déficit fiscal de um punto del Producto Bruto Interno (PBI).
    “En el tema de la meta de inflación para este año creo francamente que hay cierta visión un poco optimista, es difícil que se cumpla”, planteó Monteverde.  A su criterio, la baja del déficit fiscal “en el primer año de gobierno, que es cuando hay más capacidad de maniobra” debería  ser “a un ritmo mayor”.
    “Creo que más que por un camino gradual, se está yendo por un camino demasiado lento” cuestionó.
    La economista Marina Dal Poggetto tconsideró que Prat Gay “está tratando de influir de manera positiva sobre las expectativas”.
    Pero objetó  los números presentados por el titular del Palacio de Hacienda: “Muestra 7 puntos del PBI del déficit, donde incluye deuda flotante y excluye ingresos de la Afip”.
    En ese sentido, aseguró que el ministro de Hacienda “infla los números de partida porque incluye todos los anuncios de campaña, pero corrige con un aumento de tarifas que no específica si es consistente con esa reducción”.
    Por su parte, el  ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel calificó de “ambiciosas y deseables” las metas de inflación fijadas por el ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, y  consideró que al mercado “le van a gustar”.
    El economista jefe de Econviews también enfatizó para lograr esas metas de inflación se va a necesitar “ un buen diálogo con empresarios y sindicatos”.
     El economista de la fundación Libertad y Progreso Aldo Abram consideró “plausible” lograr este año  una reducción de un punto del déficit fiscal, tal cual lo anunció  el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
    El profesional también pidió  que “el gobierno deje de  pesar de manera relevante en la emisión del Banco Central”.

Despidos.Prat Gay consideró que los despidos registrados en el sector privado son “parte de la herencia” de Cristina Fernández de Kirchner. Si los empresarios “llegaron a la decisión de despedir sus planteles, no es por lo que estamos haciendo nosotros“, dijo.

Inflación: el gobierno fijó metas para las paritarias

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, dijo que la inflación se ubicará dentro de un rango de entre 20 y 25% en 2016, frente al nivel de entre 28% y 30% con el que cerró el año pasado.
    Prat Gay reconoció el salto inflacionario que se produjo en los últimos dos meses del año, aunque aseguró que su equipo está viendo que “los valores se están desacelerando” en la primera quincena de enero.
    El funcionario consideró además que durante el primer trimestre del año habrá “una inflación de arrastre” por las correcciones macroeconómicas, pero luego se estabilizarán los precios en los meses siguientes.
    El ministro pretende hacer jugar eso en las negociaciones salariales. Sostuvo que durante los años previos las discusiones paritarias se hicieron “sin mirar el Indec”, al tiempo que proyectó que en 2016 la inflación se va a ubicar dentro de un rango de entre 20% y 25%.
    Además “propondremos en marzo una baja en el impuesto a las ganancias para que queden exceptuados los que ganan hasta 30.000 pesos mensuales, algo que espero que sea tomado en cuenta (por los gremios) a la hora de discutir las paritarias, dijo Prat Gay esta tarde, durante una conferencia de prensa celebrada en el Palacio de Hacienda.
   El ministro relativizó la falta de números veraces por parte del Indec, mientras ese organismo está en proceso de normalización, al recordar que “en años anteriores las paritarias se realizaban teniendo en cuenta otros índices”.
    El funcionario consideró además que esta año “habrá una línea divisoria” ya que durante el primer trimestre habrá “una inflación de arrastre” por las correcciones macroeconómicas, pero en los meses siguientes se estabilizarán los precios.
    Volvió a cargar contra “los formadores de precios” y reiteró que “no vamos a utilizar los guantes de Moreno pero tampoco vamos a permitir la ley de la selva” en alusión a los aumentos.

Comentarios