Economía
Sábado 13 de Febrero de 2016

Prat Gay sostuvo que "no se puede bajar rápido la inflación sin afectar el empleo"

El ministro de Hacienda y Finanzas explicó ayer que bajar rápido la inflación inplicaría despidos, ajuste fiscal y social. Ademas, estimó que la pobreza afecta a 12 millones de argentinos. 

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso de Prat Gay, admitió ayer que bajar rápido la inflación "implicaría despidos, ajuste fiscal y ajuste social", y estimó que en la actualidad la pobreza afecta a unos 12 millones de argentinos.

"No están dadas las condiciones para bajar rápido la inflación sin afectar empleo y actividad", reconoció el ministro en su visita a la provincia de Tucumán, donde se reunió con el gobernador Juan Manzur y el intendente capitalino Germán Alfaro.

Señaló que el objetivo del gobierno es "eliminar el impuesto inflacionario" que, según estimó, generó unos 12 millones de pobres, y estimó que al final del mandato de Mauricio Macri se ubicará en el 5 por ciento anual.

Tras participar de un homenaje a la figura de su bisabuelo, Zenón Santillán, Prat Gay dijo: "Esperemos que en dos años podamos bajar la inflación: hemos propuesto un programa fiscal, hay un programa monetario y tenemos un compromiso de prometer lo que podemos cumplir".

"Queremos hacerlo más rápido, por supuesto, pero no están dadas las condiciones. Si lo hacemos será con el costo de menor empleo y menor actividad económica", sostuvo.

Recordó que la meta inflacionaria oficial ronda el 20 al 25 por ciento para el 2016 y lanzó críticas para la política monetaria de la gestión kirchnerista: "el gobierno anterior tenía como estrategia económica la inflación, porque era un impuesto que a ellos les servía".

"No lo legislaba nadie, pero redundaba en mejores recursos para el gobierno nacional, por supuesto expoliando a los que menos tienen, no es por otra razón que todavía en Argentina a pesar del crecimiento que hubo en la primera parte de la década pasada, hay alrededor de 12 millones de argentinos que viven bajo la línea de la pobreza", explicó.

Según Prat Gay, "el impuesto inflacionario tiene que ver con eso" y ponderó la decisión del macrismo de "eliminar ese impuesto, pero hacerlo de a poco" para no generar "despidos, ajuste fiscal y social".

En la sede de la municipalidad le hicieron un homenaje a su bisabuelo, Zenón Santillán, quien fuera intendente capitalino por tres períodos, y se le entregó la Llave de la Ciudad Histórica de San Miguel de Tucumán como "visitante distinguido". 

Acuerdos. Entre las medidas que sigue llevando adelante elgobierno nacional para frenar la escalada de precios, ayer confirmaron que o cho cadenas de supermercados se sumaron al acuerdo que la Secretaría de Comercio había alcanzado con las cámaras de librerías y papelerías para ofrecer un listado de útiles de la canasta escolar, que estará vigente desde este domingo hasta el 31 de marzo, se informó oficialmente.

Más de mil sucursales en todo el país de los supermercados Carrefour, Changomás, Coto, Día, Jumbo, La Anónima, Walmart y Vea se comprometieron a ofrecer "un listado de entre 6 y 34 productos para la vuelta al colegio, según el formato de cada boca de expendio", informó el Ministerio de la Producción en un comunicado.

La Secretaría de Comercio ya había llegado a un acuerdo similar con la Cámara de la Industria de Artículos de Librería) y la Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines.

Ganancias: un anuncio que divide a los gremios

Tras la reunión con el presidente Mauricio Macri, el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, consideró ayer que elevar el mínimo no imponible de ganancias a 30 mil pesos en bruto es una "buena respuesta, aunque no la ideal".

"Creo que elevar el mínimo no imponible a 30 mil pesos brutos es un buen camino, pero no alcanza", enfatizó el sindicalista acerca del principal resultado que arrojó el encuentro, es decir el pronto envío de un proyecto de ley al Congreso para modificar el impuesto a las ganancias que afecta a los trabajadores de mejores convenios salariales.

Con relación a la reunión de Macri con los líderes sindicales, Martínez evaluó: "Es una buena iniciativa apostar al diálogo con todos los sectores. El gobierno no ha negado ninguna de las cosas que hemos planteado. Podrá haber alguna diferencia de matices, pero en general coincidimos".

"Me parece que la reunión de ayer (por el jueves) da comienzo a una nueva etapa, en la que todos tengamos la posibilidad de dar nuestra opinión", consideró. Pero al mismo tiempo advirtió que "existen algunas medidas que se están tomando que generan daños colaterales que a nosotros nos preocupan y, además, la inflación que tenemos golpea a los trabajadores".

Por su parte, el líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, se mostró satisfecho con el encuentro y expresó su apoyo a Macri, aunque alertó sobre la suba del costo de vida. "El presidente necesita un tiempo y se lo vamos a dar", sostuvo el gastronómico, quien agregó: "Sabemos que el kirchnerismo hizo un populismo que llevó a una inflación que pagamos todos, y hoy lo que pedimos es que el gobierno busque a los que generen la suba de precios".

En tanto, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, quien no fue convocado al encuentro al igual que su colega de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, apeló a la ironía: "Creo que a nosotros nos va a recibir el perrito Balcarce", sostuvo en alusión a la mascota de Macri.

"No ha sido una convocatoria institucional, porque si hubiese sido así, sería para todas las centrales sindicales. Fue una convocatoria selectiva y de mayor a menor, el criterio del gobierno ha sido, me imagino, convocar a aquellos sectores con los que cree puede tener un diálogo amistoso", dijo el gremialista cercano al kirchnerismo.

Comentarios