Zona sur
Sábado 01 de Agosto de 2015

Preocupa el incremento de casos de abuso sexual: 45 denuncias en un año

Más seguido. Lo que antes eran casos aislados en Alvear, ahora son todos los meses. Hubo 45 denuncias en un año. Aberrante. En todas las denuncias radicadas en los últimos 12 meses las víctimas son menores de edad.

Una preocupación está creciendo en las autoridades. Los casos de abusos sexuales que en un departamento como Alvear antes eran más esporádicos, actualmente ya no es así.
La estadística que lleva adelante el Poder Judicial permite demostrar que lo que antes podía considerarse un hecho aislado, lamentablemente ahora se repite cada mes.
En el último año llegaron al Juzgado de Instrucción alvearense cuatro denuncias mensuales, en promedio, y lo grave es que las víctimas son menores de edad.
Esta situación ha calado hondo en las autoridades judiciales que, entre las medidas que tomaron, comenzaron a trabajar en el armado de un protocolo unificado de atención a las víctimas que involucra a distintos instituciones como la salud, policial, el ámbito educativo, entre otros (ver aparte).
Los datos
La reiteración de los casos que deben abordar en la justicia comenzó a llamar poderosamente la atención.
En el Juzgado de Instrucción elaboraron un pequeño marco estadístico con las denuncias que ingresaron entre julio de 2014 y el 31 de julio de este año. En ese lapso suman 45 las denuncias de abuso sexual que se están investigando y en todos los casos las víctimas son menores de edad. Hay infantes entre cuatro y cinco años y sobre todo adolescentes.     
El común denominador entre las denuncias, y que también es altamente preocupante, es que los apuntados como abusadores se encuentran en el círculo familiar de la víctima (padres, padrastros, parientes directos) o son personas muy cercanas a la familia.
El juez de instrucción alvearense Néstor Murcia reconoció que una parte de las denuncias que reciben terminan en la nada porque pudieron determinar que la denuncia no era cierta o están aquellos casos en que el abuso sexual no se pudo probar. Sin embargo el magistrado aseguró que tras una ardua investigación “más del 50% de las denuncias se elevan a juicio porque hay pruebas suficientes”.
Hay tres tipos de abuso sexual, el considerado simple cuando el perpetrador toca o manosea las partes íntimas de la víctima, el abuso sexual con acceso carnal y el tercer tipo que es gravemente ultrajante cuando el abusador emplea elementos extraños.
Cada caso puede estar agravado por el vínculo, porque el abusador es familiar o es la persona encargada de la educación o la guarda, si es un ministro de culto o un policía, cuando se producen graves daños físicos, se utilizan armas o el perpetrador es portador de una enfermedad de transmisión sexual.
También agrava el delito cuando la persona sometida es un menor de 18 años.
Procedimiento
“Llevar adelante una investigación en estos casos requiere de un procedimiento complejo, primero se realiza un examen físico de la víctima a cargo de los profesionales del cuerpo médico forense, después hay una evaluación psicológica de la víctima y, si está apta, se le toma declaración. Posteriormente se continúan recabando pruebas, testigos, entre otras medidas, y si hay méritos suficientes la causa se eleva a juicio”, explicó el juez Murcia.
Cuando la víctima es menor de edad el procedimiento tiene una particularidad, sólo presta declaración una sola vez.
“Es un ambiente controlado en donde el menor está solamente con una psicóloga. El imputado y su abogado defensor, el fiscal, los padres, si quieren estar presentes, y yo seguimos la entrevista por circuito cerrado de televisión. Esa declaración se graba en soporte magnético (DVD) y luego se realiza la transcripción", detalló el magistrado.
Trabajan en el armado de un protocolo unificado
  Las denuncias de abusos sexuales se pueden radicar en la policía, la fiscalía o directamente en el Cuarto Juzgado de Instrucción.
Desde que se detecta un posible caso de abuso hasta que se hace efectiva la denuncia, hay todo un camino para recorrer.
Para abordar la problemática, desde el momento en que se toma conocimiento que hay un caso de abuso o está la presunción de que una persona es sometida sexualmente, en Alvear se encaró una tarea que tiene como finalidad consensuar un protocolo que unifique los procedimientos para todas las instituciones.
Antes del receso invernal hubo una reunión que juntó a operadores del Poder Judicial, la Policía, los estamentos de la Salud, Dirección General de Escuelas y el Municipio, entre otros organismos estatales, para comenzar a delinear el protocolo.
La base que se toma es la tarea que llevan adelante profesionales de la Dirección de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia.
“Hasta ahora cada institución actuaba siguiendo su propio protocolo y la intención que hay es unificar los criterios. Si se detecta un caso en una escuela o durante un examen en el hospital, o en cualquier otro ámbito, que cada uno actúe siguiendo determinados criterios y también conozcan hasta dónde pueden llegar”, explicó el juez de instrucción Néstor Murcia.
Para continuar profundizando sobre el armado del protocolo, el viernes próximo en el salón de usos múltiples de Osep de General Alvear habrá una conferencia que brindarán Javier López Maida y Marianela Ripa, de la subdirección de Niñez y Adolescencia de la Suprema Corte.
“Son profesionales que están trabajando en este tema y lo que intentan es que se arme un protocolo y se haga por ley para toda la provincia”, explicó Murcia.         
Por Gonzalo Villatoro 

Comentarios