Más noticias
Sábado 22 de Octubre de 2011

Preocupación en Misiones por la plaga de caracoles peligrosos

Agentes del Ministerio de Salud de la Nación se trasladarán a esta provincia para controlar la invasión del molusco africano. Esta especie puede traer graves afecciones.

Equipos del Ministerio de Salud se trasladarán este lunes a la localidad misionera de Puerto Iguazú para recolectar ejemplares del caracol gigante africano, con el fin de estudiar la especie y su eventual rol de huésped zoonosis parasitaria, que puede causar serias afecciones a la salud de la población.

Los agentes sanitarios recolectarán la mayor cantidad de ejemplares de la especie, cuyo nombre científico es Achatina fulica, con el fin de investigar su ciclo de vida y capacidad de alojar parásitos peligrosos.

Según informó la cartera de Salud, personal del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y de las áreas de Control de Vectores provincial y municipal efectuarán, durante toda la semana, una recolección manual de caracoles.

El trabajo planificado dividirá la localidad de Iguazú en cuadrículas para lograr un mejor registro, al tiempo que se colocarán trampas especialmente diseñadas para las zonas de difícil acceso manual, en la que se estima recolectar unos 15 mil ejemplares.

La especie Achatina fulica puede ser huésped intermediario de dos importantes zoonosis parasitarias, portando las formas larvales de Angiostrongylus cantonensis y Angiostrongylus costaricensis, parásitos que pueden afectar al ser humano causando meningoencefalitis eosinofílica y angiostrongilosis abdominal, respectivamente.

En cuanto a la angiostrongiliasis abdominal, es una afección causada por el parásito A. costaricensis, cuyas larvas se ingieren con el huésped intermediario e ingresan en el intestino, para luego llegar a adultos en las arteriolas mesentéricas de la región ileocecal, donde ponen sus huevos.

Esto genera una reacción granulomatosa, causando un cuadro de dolor abdominal agudo que suele confundirse con apendicitis y puede llegarse a la intervención quirúrgica, mientras que en las formas leves se autolimitan y no requieren tratamiento alguno.

Las autoridades recomendaron no consumir caracoles, tampoco utilizarlos como carnada para la pesca y evitar el contacto directo con los ejemplares, o bien hacerlo con guantes o bolsas plásticas.

También sugieren mantener la higiene de las manos, lavar bien las verduras y mantener las viviendas libres de caracoles.

El caracol gigante africano (Achatina fulica) es un molusco terrestre, tropical y subtropical, que tiene gran capacidad de adaptación a los distintos tipos de hábitats, desde pantanos hasta zonas urbanas en las que exista vegetación.

Si bien es originario de África oriental y se lo encuentra en Kenia, Tanzania, y varios países del sur del Sahara y centro de ese continente, actualmente, se ha diseminado en todo el mundo y es considerada una de plagas más perjudiciales del mundo.

 

FUENTE: Noticias Argentinas
 

Comentarios