País
Jueves 26 de Enero de 2017

Presos de la cárcel santafesina de Corona se fotografían junto a una pileta de lona y generan polémica

En las imágenes está delante de una pileta Abel "Quique" Leiva, sindicado como uno de los jefes de la barra brava de Colón de Santa Fe, que purga una condena por el homicidio.

Autoridades penitenciarias de Santa Fe tuvieron que salir hoy a dar explicaciones en medio de una polémica generada a partir de la publicación de una fotografía en la que se ve a dos presos de la cárcel provincial de Corona junto a una pileta de lona dentro del penal.

El revuelo mediático provocó incluso más polvareda después de que familiares de víctimas de la delincuencia consideraran que se trata de imágenes "obscenas", dado que a la foto de la pileta de lona repleta de agua se le sumaron otras, en las que se ve a los detenidos -uno de ellos barrabrava- cocinando y exhibiendo camisetas y banderas de fútbol.

Las imágenes salieron a la luz este jueves en redes sociales y en una de ellas se observa delante de una pileta de lona a Abel "Quique" Leiva, sindicado como uno de los jefes de la barra brava de Colón de Santa Fe, que purga una condena por el homicidio de Walter Montaner, asesinado el 13 de octubre de 2013.

Embed

A su lado se encuentra Cristian "Gusano" Vera, condenado a prisión perpetua por el femicidio de su ex pareja Griselda Correa, según consignó el portal de noticias de Cadena 3.

Raúl González Montaner, padre del asesinado Walter, se mostró molesto con las autoridades del penal por permitir esos "privilegios", consideró que "esto supera todo lo conocido y es un fiel reflejo de la corrupción existente" y calificó las imágenes como "obscenas".

En tanto, Susana Montes, madre de Griselda Correa, denunció que Vera "se da el lujo" de amenazarla por la red social Facebook, ya que en la cárcel tiene acceso a internet.

En este contexto, el director del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Pablo Cococcioni, salió este jueves a dar explicaciones y sostuvo que "el tema de la pileta no es ilegal", ya que "no es un elemento cuya posesión esté prohibida".

Cococcioni dijo que la pileta es utilizada por los familiares de los detenidos en los días de visitas, en especial, por los hijos, sobre todo en jornadas de intenso calor.

Agregó que su uso "se evalúa caso por caso, con limitaciones de seguridad, de día y hora y la propuesta que hagan los internos para utilizarla", al tiempo que negó que se trate de una especie de privilegio "VIP".

En declaraciones a Cadena 3, señaló que "en la mayoría de los pabellones de Santa Fe se han autorizado piletas de pequeñas dimensiones con el fin de mitigar los efectos del calor sobre las visitas y fundamentalmente sobre menores de edad y mujeres que pueden tener una consecuencia negativa".

El funcionario dijo que comprende el enojo de los familiares de víctimas de homicidio, pero indicó que "hay un sistema de justicia que ya ha determinado una pena" y que "no está permitido avanzar sobre otros derechos de la persona condenada".

"Después podemos discutir si queremos un sistema penitenciario más benigno o más duro con el preso, pero eso es una discusión de política criminal", añadió.

Además, se refirió a las fotos de presos asando pollos y dijo que "cocinar no es una actividad que esté prohibida" y en cuanto al acceso a las redes sociales de los internos, explicó que los reclusos "tienen talleres de informática".

"Otra cosa es que alguien esté haciendo uso de esos elementos de manera clandestina. En ese caso, si descubrimos a un interno que usa su celular, eso le significa una baja en su concepto de conducta", señaló.

Cococcioni también habló con la radio LT8 AM 830 de Rosario e insistió en ponerle paños fríos a la situación.

"Este tema puede generar polémica si uno cree que un preso tiene que estar en la cárcel para sufrir y que no tiene derecho a ninguna de las comodidades similares a las que tenemos quienes estamos en libertad tenemos. Si uno parte de esa base, todas estas cosas deben parecer irritante", expresó.

Asimismo, negó que el armado de la pileta esté relacionado con eventuales mandatos del barrabrava de Colón "Quique" Leiva, detenido allí en Corona, la cárcel más grande de la provincia: "Eso es una barbaridad. Es absolutamente falso. No es verdad que se haya autorizado esta pileta en ese pabellón porque esta persona está alojada allí", subrayó finalmente.

Comentarios