San Rafael
Lunes 07 de Noviembre de 2011

Principio de acuerdo evitó un conflicto por la fachada de la Escuela República Siria

Desde Mendoza intentaron modificar la actual fachada pero la protesta de la comunidad escolar , sus directivos y Anuar Sat modificaron el criterio de las autoridades de la DGE que ya presentaron otra alternativa al proyecto original. Todo nació con las obras de ampliación del jardín de infantes "Divino Niño Jesús" que funciona en el mismo establecimiento.

La Dirección General de Escuelas de la provincia de Mendoza decidió ampliar el edificio del jardín de infantes que funciona dentro del establecimiento de la escuela República Siria.

Para iniciar el proyecto viajó hasta San Rafael un arquitecto de Mendoza y sin consultar a las autoridades escolares diseñó la ampliación con una propuesta novedosa y “extraña” según señalaron desde la comunidad escolar.

Esta propuesta modificaría la fachada actual de la escuela que tiene rasgos árabes producto de la creatividad del señor Mohamed Sat quien fue el que donó el predio y la construcción.

La fachada, para el arquitecto Roberto Piña quien fue enviado desde la capital de la provincia para proyectar la ampliación, debía tener componentes que servirían de mensaje a la comunidad.

Según la memoria del proyecto “la idea era unir a las tres religiones monoteístas más importantes de la humanidad como un gesto de solidaridad y fraternidad “, por eso agregó a la fachada un inmenso cartel con el nombre del jardín de infantes “Divino niño Jesús y un mensaje en israelí.

Lo que no tuvo en cuenta Piña fue el espíritu del donante de la propiedad que en el año 1971, según dijo su hijo Anuar Mohamed Sat, “tomó la decisión de construir dos escuelas mellizas, una en Argentina bajo el nombre de República Siria y otra en su país de origen, Siria, bajó el nombre de República Argentina.

En ambas construcciones, el señor Mohamed Sat privilegió los rasgos de cada cultura y le dio a la construcción esa impronta.

El proyecto de Piña modificaba la fachada y ocultaba los rasgos arabescos que tiene la construcción actual. Por ese motivo la directora de la escuela y la comunidad escolar junto con Anuar Sat, benefactor del establecimiento, se opusieron terminantemente al proyecto.

 Esta queja la recepcionó la DGE en su sección de mantenimiento e inspección a cargo del arquitecto Raúl Navarro. El profesional escuchó los reclamos y rediseñó la fachada a fin de no alterar la actual.

 Esta reforma del proyecto ya fue aprobada en Mendoza y según Navarro “debe ser presentada ante las autoridades para lograr el consenso”. Al respecto el arquitecto señaló que “lamentablemente el proyectista obvió un paso fundamental que es el diálogo con las autoridades escolares para conocer su opinión”.

 Por su parte Anuar Mohamed Sat declaró que “nos llamó la atención este proyecto porque nunca se respetó la voluntad de mi padre que donó desinteresadamente el predio por el bien de la comunidad”.

 Sat no discutió la ampliación del edificio y remarcó “estar de acuerdo con la iniciativa siempre y cuando se respete la fachada original del edificio”.

 Para Navarro “las modificaciones que hemos introducido al proyecto original no van a alterar el frente del edificio y cumplen con las exigencias que la directora y la comunidad escolar advirtieron”.

Sat y la comunidad escolar se reunieron con los representantes provinciales y aceptaron el proyecto alternativo presentado por el arquitecto Raúl Navarro. 

 

 

 

Comentarios