San Rafael
Miércoles 31 de Agosto de 2016

Procesaron al padre Yáñez por abuso sexual

El Primer Juzgado de Instrucción lo procesó por el presunto abuso de dos adolescentes en su hogar. El sacerdote se defiende diciendo que es una acusación falsa y que le pagaron al denunciante. Apuntó a la anterior gestión de la DINAF.

El Primer Juzgado de Instrucción, a cargo de la jueza Paula Arana, procesó al sacerdote Fernando Yáñez por “abuso sexual simple agravado” por estar “encargado de la guarda” de las presuntas víctimas y “por ser ministro de culto”, y lo embargó por 20 mil pesos.
Esta resolución que lo acerca a un juicio oral se dictó en el marco de la causa que se le inició en abril en 2014 por la denuncia de un adolescente que estaba alojado en su hogar de Monte Comán que habló sobre un presunto abuso sobre él y sobre otro joven. Los presuntos hechos habrían ocurrido en diciembre de 2013.
El sacerdote, que en varias oportunidades ha estado envuelto en polémicas por la gestión de su hogar San Luis Gonzaga, su coto de caza que posee en Nacuñán y por un vuelco en el que iba un joven a su cargo, rechazó la acusación diciendo que detrás de la denuncia hay una cuestión política y adelantó que piensa apelar la resolución de la jueza.
El cura se defendió manifestando a UNO San Rafael que “el chico hizo dos denuncias, en una dice que yo le toqué la cola y otra que abusé del otro chico. Éste último declaró dos veces y dijo que nunca lo abusé y que fue todo un invento del denunciante para sacarme plata para las fiestas (de fin de año). Evidentemente este joven quería dinero”.
También argumentó que hubo inconsistencias en las fechas y horarios de los supuestos hechos y “hay más de doce declaraciones de distintas personas, operadores del hogar, psicólogos y de los mismos chicos, donde todos niegan los hechos”.
En la “segunda declaración del joven que negó que yo lo haya abusado dice que el denunciante le comentó que abogados de la DINAF fueron a buscarlo al hogar al COSE para que me denunciara” y “además que le hicieron tres aportes de 15 mil pesos para que me denunciara. Esto nunca se investigó y está en el expediente”.
Además, rechazó una grabación utilizada en la investigación judicial con declaraciones que supuestamente lo comprometen, al decir que era una conversación que se malinterpretó y sacada de contexto.
En 2014 el hogar pasó a la órbita de la DINAF y ese mismo año, según Yáñez, un funcionario le dijo en tres oportunidades que si se volvía a hacer cargo del hogar retiraban la denuncia. “Además me quisieron imponer que tenía que militar en el kirchnerismo”, por lo que consideró que “esto es una cuestión política”.
Actualmente el cura sigue al frente del hogar sosteniéndolo con dinero propio con sólo cuatro jóvenes.

Comentarios