Economía
Martes 07 de Junio de 2016

Procrear: familias mendocinas que no pueden terminar su casa piden un crédito extra

Los montos de dinero que les otorgó ANSES quedaron desactualizados frente a los índices de inflación. Unas 200 familias piden un crédito extra y que se respeten las reglas de juego con las que sacaron sus préstamos.

La casa propia había dejado de ser un sueño para doscientas veinte familias mendocinas, que lo estaban haciendo realidad a través de los créditos del plan Procrear. Se trata de las que obtuvieron el dinero hasta el 2014, año en el que la inflación se disparó en el país y además de arrasar con el nivel de vida de la mayoría de la población barrió también con la concreción de este anhelo.
Es que el incremento de los costos de materiales y la mano de obra les consumió el dinero antes de poder finalizar lo acordado en cada etapa de la construcción. El resultado es devastador para la economía doméstica, puesto que la cuota del préstamo les coincide con el alquiler, mientras que en otros casos los adjudicatarios de este préstamo se han tenido que mudar con las casas sin terminar. Un grupo de estas familias se ha autoconvocado a través de las redes sociales y este lunes se presentaron en la Legislatura de Mendoza para pedir que algún funcionario los atendiera. El oficialismo no lo hizo, pero sí se reunieron con legisladores mendocinos y nacionales del FPV.
Lo que piden es un crédito complementario para terminar sus casas, y que si es necesario les aumenten la cantidad de cuotas, pero no las condiciones bajo las que se les otorgó el préstamo.
La respuesta de los peronistas fue rápida: elaboraron un proyecto de declaración, para presentar este miércoles en la sesión de tablas, que pide al Gobierno de Mendoza que se haga cargo de gestionar una respuesta nacional para estos ciudadanos. El autor es el diputado Mario Díaz y cuenta con el apoyo de todos los legisladores de la principal bancada opositora.
En primera persona
Cansado de peregrinar por las oficinas de ANSES, de enviar mensajes pidiendo ayuda a los funcionarios sin tener respuesta, Darío Rosas, un joven beneficiario del Procrear que tiene el 78% de su casa construida y no puede continuar, armó un grupo de mendocinos en situaciones similares: el dinero del préstamo no alcanzó para cumplir los objetivos impuestos para cada etapa de la ejecución de la vivienda y ahora, con el dinero y el tiempo agotados, necesitan una solución inmediata.
Visiblemente angustiado, Rosas agregó: "Mi padre cumplió 70 años hace poco, recién ahora es dueño de la casa propia, yo le ayudé a colocar el contrapiso. No quiero que me pase lo mismo, no quiero llegar a esa edad sin mi casa".
En su caso, el Procrear le habilitó en 2014 un crédito de $430.000 para vivienda y terreno. En la primera etapa debía concretar el 30% de la obra para que le entregaran la segunda tanda de dinero. Una vez concluido este período, y acreditado el 60% de la construcción, se habilitaba el último porcentaje del crédito, para concluir el inmueble.
En teoría, la construcción debía concretarse en 9 meses, con opción a prórroga por 6 meses y la intención era que las cuotas comenzaran a pagarse con las personas habitando su nuevo hogar. Pero la realidad inflacionaria del país contradijo este ideal. Muchos de los adjudicatarios no cumplieron los objetivos, y la vivienda quedó sin terminar. "Algunas personas se endeudaron por su cuenta, vendieron autos y hasta muebles", destacó Rosas.
Otro caso similar es el de Eduardo Cicala, quien hace un año que paga la cuota del Procrear, y tiene su vivienda construida al 45%. Además, el pago mensual se incrementó de $1.600 a $2.200 y no pudo continuar con la construcción.
Qué están solicitando
Lo que reclaman los adjudicatarios no es sólo un crédito complementario, sino que les respeten "las reglas de juego" del Procrear: esto es, terminar la casa para comenzar a pagar las cuotas. "Nosotros no pretendemos que nos regalen nada, proponemos pagar más cantidad de cuotas por la inflación, pero tenemos que poder mudarnos a nuestra vivienda", sostuvo Rosas.
El punto es que nadie los atiende. El gobierno de Mauricio Macri ha lanzado otras líneas de préstamos, diferentes al plan de la etapa kirchnerista, y no es permeable a aceptar el pedido de las cerca de 10.000 familias perjudicadas en todo el país.

Tanto del FPV como del radicalismo
El diputado Mario Díaz, del Frente para la Victoria, realizó un proyecto de resolución para pedir al Ejecutivo de Mendoza que se encargara de hacer las conexiones necesarias con el Ejecutivo nacional.
En la reunión de este lunes en la Legislatura estuvieron los legisladores nacionales Rubén Miranda, Guillermo Carmona y Alejandro Abraham, quienes pidieron documentación y antecedentes y prometieron presionar desde el Congreso. El senador radical Julio Cobos también los escuchó y se comprometió a interceder.
-3 etapas con montos diferentes fue la manera de recibir el préstamo de parte de la mayoría de los adjudicatarios del Procrear. La finalización de la casa se producía en unos 9 meses, lo que no sucedió.
-10.200 es el costo del metro cuadrado de construcción en estos momentos. Cuando recibieron el préstamo, ese valor era algo superior a los $6.000. Por esto no pueden terminar las construcciones.

Comentarios