Economía
Martes 01 de Septiembre de 2015

Productores piden más participación en el presupuesto provincial

Exigen un programa para el agro y solicitan una partida de $1.000 millones para el sector. Según los ruralistas, el INV no supo manejar los cupos de mosto y no se pudo descomprimir los excedentes.

La crisis vitivinícola no es ninguna novedad. Atada a la dispersión de precios en la cadena de valores, la falta de rentabilidad y la necesidad permanente de recurrir a los subsidios para sostener la producción, los productores están a la expectativa del cambio de gobierno y pretenden una mayor participación en el presupuesto provincial para recuperar la industria madre de Mendoza y otros cultivos como la ciruela y el durazno.
En este escenario, el presidente de la Sociedad Rural de San Rafael, Cristian Del Pozzi, aseguró que "para recomponer nuestra economía regional necesitamos al menos una participación del 2% del presupuesto provincial, que significan unos mil millones de pesos " y agregó que "con ese dinero bien invertido, parte seguramente irá a subsidios, vamos a poder mantener el barco a flote".
Convencido de que la única solución para mantener vivos a los productores es la integración a un modelo cooperativo como impulsó Fecovita, el dirigente informó que "fue tan desprolijo el programa que se ejecutó este año para el vino que han desaparecido las figuras del fideicomiso y no hubo compra de mosto por la errónea política que desarrolló  el Instituto Nacional de la Vitivinicultura durante los últimos años".
Es por eso que en 2015 se llegó a un acuerdo, tras una movilización, para que entre los privados y el Estado se pueda sostener el precio de $1,60 por kilo de uva.
Pero en este contexto, Del Pozzi recordó que "todavía (no informó la cantidad de acreedores) hay muchos productores que no han cobrado el subsidio de 75 centavos al que se comprometió el gobierno mendocino".
Según informaciones que obtuvo la Sociedad Rural, de los 150 millones que se iban aportar con ayuda del gobierno nacional, sólo se aplicaron 50 millones.
Además, todavía hay una deuda pendiente a los productores de hasta 5 hectáreas "a los que se les iba a reconocer la suma $4.000 por hectárea durante la cosecha y acarreo".
Para Del Pozzi, la situación sigue siendo gravísima y de no cambiar "vamos a tener los mismos inconvenientes para la próxima vendimia" y "en este período no todos están en condiciones de realizar las tareas de poda".
"Necesitamos -agregó- un proyecto a largo plazo que contemple nuestras economías que a nivel nacional solo representan el 5% de la producción de todo el país". El resto lo provee la Pampa Húmeda.
"Si no hay una corrección durante el próximo gobierno provincial o nacional desaparecerán más productores medianos y pequeños", dijo.
También habló del precio de la ciruela que a la fecha asciende, en promedio, a $13 el kilo secado. En ese aspecto manifestó que "teníamos mayores expectativas".
Para defender este precio, los productores locales ya se empezaron a asociar en dos cooperativas que salieron al mercado a exportar y luego distribuyen las ganancias entre sus asociados.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios