País
Jueves 13 de Agosto de 2015

Productores vitivinícolas aseguran que están a punto de fundirse

Reclaman que se declaren las emergencias provincial y nacional, y que se suspendan los pagos por un año. Se quejan porque el precio del vino se mantiene igual desde el 2010. Testimonio de un productor.

Por Enrique Pfaab
pfaab.enrique@diariouno.net.ar
Pasaron el día y la noche bajo la lluvia. Allí, al borde de la ruta 7 y por donde cruza la calle Míguez, comieron y durmieron. El plan original era retardar el tránsito y entregar volantes a los conductores, pero no lo concretaron. “La poca visibilidad y el asfalto mojado podían producir algún accidente”, dijo uno de ellos. Los productores vitivinícolas volvieron a protestar. Dicen que es necesario que se declare el estado de emergencia para la actividad y que, si esto no ocurre, no sobrevivirán.
Llegaron a ser 150 en algún momento. Por la noche fueron unos 40. Algunos son parte de entidades del sector, pero hubo muchos que son independientes. Entre ellos estaba Ángel Castro, uno de tantos. Con calma, pero sin poder disimular la angustia, contó: “Mire, yo vendí parte de mi producción ayer, a uno de los que manejan el precio del vino. Me pagaron $1,90 el litro de blanco y me lo van a pagar a 10 meses, pero los pagos comienzan dentro de 60 días. Es decir, voy a terminar de cobrarlo en un año. Cuando volvía a mi casa paré en el almacén a hacer unas compras. Compré un litro de vino blanco, en caja, a $12,80. Lo tuve que pagar en efectivo y era de la compañía a la que yo le había vendido un rato antes. ¿A dónde están los más de $10 de la diferencia? ¿Por qué no pueden vender a $6 el litro, si es que dicen que hay demasiado stock? ¿No se había creado un observatorio de precios que iba a intervenir en esto? Yo no quiero un subsidio. Yo quiero que el Estado intervenga en esto y permita que podamos producir y vivir con dignidad”.
El relato es simple y contundente. El que habla no es un potentado. Vive de lo que hace, simplemente.
El eterno José María Llaver, referente de estos reclamos desde hace años, calificó la protesta de “satisfactoria”, ya que “ha llovido, la temperatura fue de 1 grado y, pese a ello, tuvimos una concurrencia muy numerosa; esperemos que esto haga que el Gobierno recapacite y haya tomado nota de lo que acá se ha dicho”. 
Y resumió: “Nos estamos fundiendo. Vamos a quedar en pelotas. Exigimos que se declaren las emergencias provincial y nacional, y que se suspendan todos los pagos por un año. La industria no está en condiciones de pagar aportes que han tenido 400% de aumento, cuando el vino tiene el mismo valor de 2010”.
Además, los productores piden que Irrigación retrotraiga los valores de los cánones a diciembre de 2013. “Han aumentado 700% en los pozos y 70% el derecho de riego, y así no hay forma de que cierren los números”, explicaron.
Pero, en esencia, los productores critican que el Estado no controle a los formadores de precios y a las tres compañías que, según ellos, definen a cuánto se cotiza el litro. “Los conocemos todos. Son los mismos de siempre, pero con ellos el Gobierno no se mete”, dijeron.
Los productores afirmaron que no han tenido contacto con la Provincia. “Hay cero diálogo, porque no quieren hablar y no tienen respuestas. Ellos ya están en retirada y no les importa”, dijo Llaver.
Además, afirmó que han tenido contacto con la próxima gestión, pero que han sido solo diálogos informales en los que no se ha podido definir estrategias, todavía.
►Sector en crisis. Le solicitaron a Irrigación que retrotraiga los valores de los cánones a diciembre de 2013
►Afirman que estos impuestos han aumentado 700% en el caso de los pozos y 70% el costo del derecho de riego

Comentarios