Política
Domingo 25 de Septiembre de 2011

Promesas de vivienda

Diario UNO consultó a especialistas sobre las propuestas de los candidatos a gobernador ¿es posible realizar tantas casas como se ha dicho?. Todos coincidieron en que la voluntad política es una cosa y la realidad es otra. El financiamiento es la gran duda.

Cecilia Amadeo
camadeo@diariouno.net.ar


Los tres candidatos a gobernador con más chances de ganar las elecciones están mostrando sus cartas en materia de vivienda. Luis Rosales (PD) lanzó un comercial prometiendo casas para todos los mendocinos y luego detalló que construirá en un primer mandato 20.000 viviendas con fondos “sobrantes” de China e India. Al instante, aunque sin precisar cifras, saltó Paco Pérez (PJ) desde Nueva York diciendo que había mantenido reuniones para conseguir frescos dineros extranjeros para levantar casas en Mendoza. Y Roberto Iglesias (UCR) ya empapeló la ciudad con “Vivienda. Es lo que se viene”.

Sin embargo, el que se quema con aceite de oliva, ve una aceituna y llora.

“La propaganda del mapa del delito fue clave para que Jaque ganara las elecciones”, dijo –sin ponerse colorado– un día después de que las urnas declararan triunfador al malargüino Fernando Braga Menéndez, ideólogo de campaña y publicista K.

En ese comercial, con un mapa de fondo con grandes puntos rojos, que se reprodujo por los canales de televisión hasta el hartazgo, el ahora primer mandatario prometía: “En seis meses anunciaré la disminución del delito en un 30%”. Pasado ese tiempo, Jaque pidió perdón: “Vengo a pedirles disculpas, en primer lugar, a los mendocinos que pudieran hoy sentirse desilusionados. Quiero pedirles disculpas a las víctimas del delito y a todos los mendocinos, a todas las mendocinas, en general”.

Fondos “sobrantes” Luis Rosales, el analista político de la televisión porteña devenido en candidato a gobernador por el Partido Demócrata, promete viviendas para todos, dando justo en el blanco de uno de los mayores reclamos de la ciudadanía.

En su publicidad se resalta que en San Luis “todos tienen casa” y el candidato remata “Ahora todos los mendocinos vamos a poder tener casa propia”.

Rosales le contó a UNO el martes su plan para levantar las primeras 20.000 casas (de un total de 80.000) “con toda la furia, con ingeniería presupuestaria y fiscal, además del replanteo a la Nación por fondos para vivienda y la creación de un fondo provincial de hasta 5porciento del presupuesto. Operando las variables se pueden hacer 5.000 casas por año, unas 3.000 sociales, unas 500 por ayuda mutua, más una reorientación de créditos –con reclamos a las entidades financieras con sede en la provincia para que se reinvierta en la zona el flujo de dinero que se genera– unas 1.500 más”, explicó.

“Si Mendoza no consigue financiamiento en el mundo en desarrollo, como Brasil, India y China, donde hay recursos sobrantes, a través de ingeniería financiera internacional, no podemos encarar ningún plan a largo plazo”, indicó.

“Paco” for export
Instalado en la Gran Manzana, como parte de la comitiva oficial que acompañó a la presidenta Cristina Fernández a la Asamblea de la ONU, Paco Pérez contó que aprovechó para reunirse con un ejecutivo argentino del Deutsche Bank, quien le dijo que “hay mucho dinero a nivel internacional para financiar viviendas, a través de bonos o de obligaciones negociables, porque tienen una garantía real” y que “la idea es emitir obligaciones a través de un fideicomiso y financiar la construcción de vivienda individual, mientras que la social y la rural seguirán gestionándose a través del IPV”.

El candidato oficialista evitó dar un número de viviendas porque eso le parece “bastante irresponsable”, pero coincidió con Rosales en que “hay que salir a buscar dinero afuera”, donde no es rentable invertir.

Déficit cero
Iglesias presentó el Plan Habitacional Déficit Cero. Se trata de un Programa Social de Necesidades Habitacionales, con 4.500 viviendas sociales, 6.500 necesidades para hacinamiento y 16.500 créditos para mejoras, con cuotas y tasas subsidiadas, y un Programa Crediticio para Clase Media, con 6.500 créditos para jóvenes y clase media con cuotas y tasas subsidiadas a través de sistemas estatales y privados. El esquema de recursos propuesto se nutre de fondos del Fonavi, un fideicomiso del Banco Nación, el recupero, créditos del sector privado más un Fondo Provincial de la Vivienda que tendrá 2porciento del presupuesto provincial, para alcanzar los $2.400 millones.

 Grueso error conceptual
Arq. José Rozados*

Es un grueso error conceptual creer que afuera hay dineros ociosos. El dinero de inversores, fondos y/o Estados, como en el caso de China, se mantiene activo invirtiendo donde pueda obtener rentabilidad con riesgos calculados. Para que los fondos de inversión necesarios como para instrumentar una política de vivienda pongan su dinero en Argentina y en Mendoza, debe darse una tasa de rendimiento que sea más atractiva que colocarlos en otras opciones financieras con menor grado de riesgo. Además, debe haber seguridad jurídica de sostenimiento de condiciones y reglas. Estados Unidos mira para adentro y el equity disponible de inversores privados busca las oportunidades que por la caída de precios también se dan en su territorio. En el caso de América Latina, privilegian a Brasil, Chile e incluso Colombia. Respecto de disponer 2, 3, 4 o 40porciento del presupuesto es posible, siempre y cuando sea sostenible con la realidad de ingresos y/o financiamiento del Estado.


*Presidente de Reporte Inmobiliario,  publicación especializada  en economía y real estate

 

Se hizo con el Plan Sismo
Jorge Panella*

Se pueden construir 20.000 casas en cuatro años. Ya se hizo con el Plan Sismo. Lo ideal sería lograr un promedio de 5.000 casas por año, construyendo, por ejemplo, 3.000 el primer año, 4.000 el segundo, 6.000 el tercero y 7.000 el último. Además, se podrían entregar entre 10.000 y 20.000 créditos individuales para ampliar o remodelar. La clave es arrancar de a poco con metas claras. Se pueden armar licitaciones escalonadas.

Para las empresas constructoras, el orden es fundamental y puede asegurar empleo por cuatro años al albañil, al plomero, al pintor. Por el acceso a los materiales de construcción y a la mano de obra no hay que preocuparse. Donde hay que poner el ojo es en el financiamiento. ¿De dónde saldrá el dinero para levantar 20.000 casas nuevas en 4 años? Sin ser algo estrictamente de mi campo, no creo que vengan fondos de afuera para viviendas hasta que el país no tenga la confiabilidad necesaria. Si tuviésemos un riesgo país de 200 o 250 puntos, tal vez. Pero teniendo 700, no creo.


*Presidente de la filial Mendoza de la cámara Argentina de la construcción

 

Lo que hay y lo que falta
Jorge Day*

Hay que analizar, por un lado, la capacidad de construcción y, por el otro, la disponibilidad de fondos. Años atrás, el IPV construyó más de 3.500 viviendas por año con lo cual, acorde a las propuestas, se piensa trabajar a toda máquina. En cuanto a lo segundo, a nivel mundial, las bajas tasas de interés son una señal de fondos disponibles, aunque la incertidumbre en los mercados financieros genera reticencia por parte de los inversores. Un punto clave es que ellos confíen en que se les va a devolver sus fondos. Así entran a jugar las garantías. La solución típica es el Estado, que justo enfrenta un déficit fiscal. Si a los potenciales acreedores se le presenta un programa creíble de mejora de las cuentas fiscales, podría contribuir con la llegada de esos fondos. Con el pánico financiero de estos días es bajo el interés a colocar fondos en economías emergentes. Habrá que esperar que se tranquilicen los mercados y armar una propuesta atractiva y creíble para que estén dispuestos a invertir en Mendoza.

*Economista del instituto de estudios de la realidad argentina y latinoamericana - Fundación Mediterránea

Comentarios