País
Viernes 17 de Abril de 2015

Proponen pulseras satelitales para los casos de violencia de género

Quieren incluir su uso en este tipo de hechos ante la falta de herramientas que resguarden la vida de las mujeres. Por el momento solamente hay algunas destinadas a presos con salidas transitorias o prisión domiciliaria.  

Por Gonzalo Conti
conti.gonzalo@diariouno.net.ar
A partir del aberrante femicidio de una maestra jardinera frente a sus pequeños alumnos, ocurrido el martes en la localidad de San Fransisco, Córdoba, desde la Dirección de Mujeres, Género y Diversidad piden que las pulseras satelitales que llegarán a las provincias se usen también para prevenir casos de violencia de género. En Mendoza, el botón antipánico no tiene cobertura estatal y lo consideran inútil ante una emergencia. 
Mendoza pagará alrededor de $13 millones en un servicio satelital para el control de reos que gocen de salidas transitorias, arresto domiciliario o que estén procesados con delitos excarcelables. La primera entrega será de 100 pulseras y estarán a disposición de la Justicia, que deberá decidir para qué casos las utilizará.
El servicio comenzará a funcionar dentro de un par de semanas, cuando concluyan las capacitaciones y se termine de instalar el sistema que tendrá como base una oficina en el penal de Boulogne Sur Mer.
Desde distintos organismos que protegen los derechos y la vida de las mujeres están analizando la posibilidad de pedir que si no es en esta primera entrega se tenga en cuenta para las próximas incluir los casos de violencia de género judicializados, como una nueva herramienta de prevención y protección.
Esta idea surgió luego del triste homicidio de María Eugenia Lanzetti, quien fue degollada por su ex pareja mientras daba clases en un jardín de infantes en San Francisco, en Córdoba. Lanzetti contaba con un botón antipánico que no llegó a utilizar por la espontaneidad del hecho, lo que puso en duda su verdadera utilidad internet. 
Soledad Benegas, titular de la Dirección de Mujeres, Género y Diversidad, explicó que el primer paso fundamental para el cuidado de mujeres amenazadas sería la condena efectiva ante las violaciones de prohibición de acercamiento. “Tenemos casos en los que esa restricción se viola en más de diez oportunidades”.
Además destacó que las pulseras satelitales fueron implementadas en Uruguay y hasta el momento presentaron resultados positivos. “Tiene mayor capacidad preventiva que el botón, ya que se programa una alerta cuando el agresor pasa un perímetro de cercanía con la víctima. Aquí el antipánico mucho no se usa porque no hay tiempo ni distancia para que se ponga en marcha el operativo policial”.
Benegas considera que si el servicio se va a poner a disposición de la Justicia, que sería quien se encargue de determinar en qué casos utilizarlas, deberían tener en cuenta los hechos de violencia de género.
También sobre el botón antipánico, Stella Spezia, titular de la Dirección de la Mujer Dra. Carmen Argibay, opinó: “La herramienta es neutra al valor, la que la pone en funcionamiento es la persona que la tiene que utilizar. Son útiles como una medida más, no hay que focalizar y tener en el imaginario que esta es la solución”.
Por otra parte, desde el Ministerio de Seguridad de la provincia aseguraron que el Gobierno no tiene botones antipánico. En todo caso son las empresas privadas las que brindan este tipo de servicios y una vez que les llega la alerta son los encargados de avisar a la policía.

Comentarios