Más noticias
Domingo 13 de Noviembre de 2016

Protegerse del sol es caro pero es clave para evitar el cáncer

La recomendación es no exponerse de 11 a 16 y usar siempre los productos especiales, que cuestan entre $200 y $520. Una familia tipo necesita cerca de $2.000 para cuidarse

A pesar de que las temperaturas aún no han sido de las más elevadas en plena primavera, el sol ya se volvió un aliado de quienes disfrutan de las actividades y paseos al aire libre, así como de quienes buscan llegar bronceados a las fiestas o a las vacaciones de verano. Ante esto, los especialistas alertan sobre la importancia de las medidas de protección para prevenir enfermedades de piel, como el cáncer, y alientan el uso del protector solar, un producto que es caro y no está cubierto por mutuales ni subsidiado.

"Para prevenir las enfermedades de la piel los adultos no debieran tomar sol porque sí o evitar esas exposiciones o las actividades físicas al aire libre sobre todo entre las 11 y las 16. Y si no, hacerlo con protector. Los menores de 5 años no deberían, de por sí, estar expuestos mucho al sol y si lo hacen, que no sea en ese horario y que lo hagan usando gorrito, remera de colores claros y protector solar", detalló entre los principales consejos para protegerse de las injerencias del sol la doctora Viviana Parra de Cantú, especialista en Dermatología del hospital Lagomaggiore y profesora de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo.

Más allá de la consideración del horario, el denominador común tanto para los adultos como para los niños es la prioridad en el uso de cremas o lociones protectoras, lo que demanda una considerable inversión de dinero. Sus precios son altos y para esta temporada están alrededor de un 15% más caros.

Es que ningún protector cuesta menos de $200 (un factor 30, de 250ml para adultos) llegando hasta los $520 (spray de 200ml para niños), variando su cotización de acuerdo al tamaño, el factor y la marca y siempre considerando a los productos avalados por los organismos de salud nacionales.

Esto hace pensar que una familia tipo de 4 integrantes necesita de al menos $2.000 para cuidarse del sol en la época estival, considerando como mínimo la utilización de dos envases para los adultos y unos tres por niño, si se respetan las recomendaciones de profesionales. Los más pequeños requieren mayores cuidados: necesitan un factor de protección alto –superior a 50– y deben colocarse la crema cada 2 horas.

"En general los productos dermatológicos son caros, ya que acá no hay políticas de salud como en otros países, donde al protector se lo considera un medio de protección del cáncer de piel. Entones no es subvencionado, ni se entrega gratis como ocurre por ejemplo en Australia", comentó la especialista, destacando la importancia de que se usen los que provengan de laboratorios farmacéuticos y no cosmetológicos.

Es que estos productos en Argentina no están contemplados por las obras sociales y prepagas, a pesar de que las quemaduras de sol están entre las principales causantes de cáncer de piel. Esto, por la exposición a las radiaciones ultravioleta (UV), ya sea procedentes del sol o de fuentes artificiales como las camas bronceadoras. "No hay que usar las camas solares. Están incluidas dentro de los principales carcinógenos, junto al arsénico y la nicotina. Están contraindicadas", agregó Parra de Cantú.

Comentarios