San Rafael
Domingo 11 de Diciembre de 2011

Proyectan un hospital pediátrico

Las autoridades del Schestakow elevaron un plan quinquenal sugiriendo la construcción de un nosocomio de ese tipo y salas de rehabilitación en los espacios que ocupa el estacionamiento 

El director del hospital Schestakow, Armando Dauverné, confirmó a UNO de San Rafael que en el plan quinquenal presentado a las autoridades del Ministerio de Salud provincial “se presentó un proyecto para construir un hospital pediátrico donde hoy funciona el estacionamiento del nosocomio”.

La propuesta regional que encabeza Dauverné proyecta “un edificio de dos plantas, con consultorios externos en planta baja y salas de internación en el primer piso”.

Al respecto el funcionario expresó que “ésta es una vieja deuda que tienen los gobiernos provinciales con San Rafael y ayudaría a descomprimir la atención en el edificio principal”.

La idea, según Dauverné, “puede ser una utopía pero no podemos dejar de pensar en el futuro de San Rafael; la ciudad ha crecido mucho y debemos acompañar el futuro con obras que mejoren la calidad de atención”.

Asimismo en el proyecto está contemplada la construcción de un edificio para la rehabilitación de pacientes.

El lugar elegido para estas salas sería la actual Comisaría del Menor, que está ubicada en un predio que pertenece al nosocomio.

Dauverné aclaró que “el hospital pediátrico estaría anexado al edificio central y contaría con mayor complejidad para atender patologías específicas”.

Actualmente, dijo el galeno, “en épocas invernales o en primavera las salas de internación se saturan y con este proyecto podríamos aumentar el total de camas”.

Sin embargo en el corto plazo no alimentó demasiadas esperanzas porque “todo dependerá de los recursos presupuestarios que destine el gobierno provincial a la salud”.

Este año el presupuesto anual fue inferior en 6 millones de pesos al del año 2010, lo que obligó a la dirección del hospital a cuidar con mucho celo los recursos del nosocomio.

El total del presupuesto fue de $48 millones de los cuales el 80 por ciento se destinó al pago de sueldos, pero lo más increíble, según Dauverné, fue que “recaudamos 6 millones de pesos por obras sociales y los descontaron”.

Ese dinero son ganancias genuinas del nosocomio y hubieran servido para muchísimas cosas, aclaró el profesional, que se lamentó por no contar con una caja adecuada “para incorporar más profesionales y tecnología a un hospital que atiende a todo el Sur de Mendoza “.

Dauverné todavía no fue confirmado en su cargo por el nuevo ministro de Salud, Carlos Díaz Russo, y algunos trascendidos señalaron que en breve seguramente “puede haber cambios en la dirección del hospital Schestakow”.
 

Comentarios