Más noticias
Miércoles 21 de Diciembre de 2011

Pueblos originarios de Malargüe adhieren a Ley de tierras

La Organización Territorial Malalweche, que nuclea a las comunidades de pueblos originarios de Malargüe, expresó su adhesión al proyecto de ley de tierras que aprobó la semana pasada la Cámara de Diputados de la Nación y que actualmente analiza el Senado.

Con una marcha por la principal avenida de la ciudad y posterior concentración en plaza Gral. San Martín, dentro de las actividades del Futa Xawun o encuentro grande de los lof (comunidades) que se concreta dos veces al año, se realizó la manifestación pública al considerar que esta ley “empieza a poner sobre la mesa la discusión de la tenencia de la tierra a nivel nacional, recuperando el Estado nacional potestades oportunamente delegadas a las provincia con la entrega de los catastros”.

Gabriel Jofré, malargüino y dirigente a nivel nacional de los pueblos nativos, sostuvo que la iniciativa legislaba “frena la extranjerización y crea un registro en todo el país de las tierras rurales, lo que nos permitirá compartir con el resto de la sociedad el deseo de que se exprese la soberanía sobre los territorios y que quienes los vienen ocupando ancestralmente puedan tener en sus manos el título de propiedad definitivo”.

Posteriormente, en Parque del Ayer, se puso en conocimiento de los representantes de las comunidades que habitan en el interior del departamento el articulado del proyecto y la ley de propiedad comunitaria de la tierra, que se discute paralelamente en ámbitos legislativos y del Poder Ejecutivo nacional.

Se rescató la política de la presidenta Cristina Fernández de Kirchener, en el sentido de hacer presente el Estado, de manera participativa e intercultural.

En relación con los juicios de desalojos que se han venido registrando en el último tiempo, algunos con sentencia firme y varios en proceso de ejecución, remarcaron la necesidad de movilizarse para hacer saber los alcances de la Ley de Emergencia de tierras, que los frena, al haberse notado que en los propios juzgados se desconoce y, por ende, no se aplica.

La organización, que reúne a 42 comunidades, suscribió una nota de los representantes indigenistas mendocinos, entregada en mano a la presidenta de la nación en su visita de la semana pasada a San Rafael, en la que le expresaron “el tema de la tierra es histórico, político y cultural”, suscribiendo la puesta en debate respecto de su tenencia y acceso.

Remarcaron como positivo la definición de la tierra “como bien estratégico no renovable” lo que representa un cambio de modelo para el país, en coincidencia con el proceso sudamericano de protección de los recursos naturales, “posicionándonos ante el mundo junto a los países que buscan una alternativa válida de cara a las futuras generaciones.”

 

Comentarios