Deportes
Jueves 07 de Abril de 2016

Pura pasión: un grito de gol que casi le cuesta la vida

Lucas Noriega, hincha de Racing desde la cuna, sufrió un paro cardíaco en la cancha al gritar el tercer gol de su equipo ante Tigre.

Racing Club jugó ante Tigre el domingo pasado. Ricardo Noir anotó el empate 3 a 3 a minutos de finalizar el encuentro. En la popular estaba Lucas Noriega, hincha fanático de la Academia quien sufrió un paro cardíaco al gritar el tercer gol de su equipo.

Desde un sector aledaño, un grupo de socorristas instalados en el campo de juego observó el episodio y se comunicó vía handy con el consultorio de emergencias que operaba en el estadio, cerca del playón de salida, a donde llegó Lucas trasladado al hombro por dos de sus compañeros de tribuna.

Lucas,de 17 años, sufrió tres infartos discontinuos: el primero en la tribuna, el siguiente en la ambulancia y el último en el hospital.

Tras el susto quedó internado en observación en el hospital de Fiorito para luego ser derivado a la Clínica Urquiza donde se repone en coma inducido, estable y sin daños colaterales.

"Él dice que muere por Racing y no mintió. Ahora le queda como trofeo el recuerdo de la camiseta con sangre que tenía puesta cuando se descompuso, pero gracias a Dios y a los médicos cuando se recupere volverá a la cancha, como debe ser", se alegró su mamá, María Nidia, quien "culpa" a su esposo, José Luis, taxista, por el enamoramiento de su hijo con la Academia.

Comentarios