Deportes
Jueves 07 de Enero de 2016

"Que hablen lo que quieran, yo sigo durmiendo tranquilo"

El árbitro refutó las versiones sobre un supuesto arreglo en la final de la Copa Argentina en la que Boca le ganó a Central. "Hoy no puedo dirigir ni un solteros contra casados", dijo.

El árbitro Diego Ceballos desmintió “rotundamente” los dichos del jugador de Rosario Central Nery Domínguez, quien en diálogo con Omar Palma le dijo que un dirigente del club de Arroyito había hecho un “arreglo” con el juez previo a la final de la Copa Argentina.

“Los desmiento rotundamente. No me puedo enganchar en todo lo que dicen. Son dos personas representativas de Central, pero es un invento. Pueden hablar de mí todo lo que quieran, pero sigo durmiendo tranquilo con mi conciencia”, expresó.

En declaraciones al Diario deportivo Olé, Ceballos agregó: “Estoy destrozado por lo que pasó aquella noche en la final en Córdoba, porque mi carrera se derrumbó. Sé que cometí un error grosero en el penal que sancioné a favor de Boca, la falta a (Gino) Peruzzi fue bastante afuera del área, pero sigo angustiado por lo que me tocó vivir”.

Los audios entre Nery Domínguez y Palma se filtraron ayer y la conversación privada entre ellos se viralizó en las redes sociales, fue subido a YouTube y en la misma el jugador acusó a la dirigencia de haber “descorchado” un champagne en el palco del estadio Mario Kempes, previo al duelo con Boca.

El vicepresidente de Central, Ricardo Carloni, "antes de la final con Boca, trajo un champagne al palco para brindar y decir que Ceballos estaba arreglado. Lo divulgaron por todo AFA, y (Daniel) Angelici está todo el día ahí”, sostuvo el mediocampista.

Incluso, Domínguez fue más crítico al señalar que los dirigentes son “boludos”, debido a que salieron a decir “que Ceballos esto, Ceballos lo otro, y jugábamos contra Boca, no contra Lanús”.

Al ser consultado acerca de si es consciente de algunos manejos en el fútbol argentino, Ceballos respondió: “Por supuesto que no. ¿Sabés a cuántos árbitros como a mí nos habrán vendido y no nos enteramos nunca? Son cosas que lamentablemente pasan, pero no deberían pasar. Lo que viví no se lo deseo a nadie, ni a mi peor enemigo, es algo horrible”.

“La realidad es que hoy se me acabó la carrera, no puedo dirigir ni un solteros contra casados, pero de algo estoy seguro: no quiero desparecer del mundo del arbitraje. Me va a costar muchísimo volver y todavía estoy pagando mis equivocaciones. Siempre, para esta fecha, esperaba ser designado en algún partido de los torneos de verano”, aseveró.

Asimismo añadió: “No veo la hora de salir a demostrar todo lo que sé en un campo de juego, estoy ansioso porque quiero otra chance. A mí me apasiona dirigir, más allá de que no vivo del arbitraje, porque tengo un comercio polirrubro. Los árbitros siguen siendo honestos”.

Fuente: Diario La Capital (Rosario) 

Comentarios