Jueves 28 de Julio de 2016

Quejas, propuestas y pocas soluciones en la reunión que mantuvieron los transportistas con la Policía

También participaron legisladores, concejales y representantes del Municipio. Este viernes habrá un encuentro con el delegado de la Corte provincial. 

El planteo de los empresarios del transporte, el sindicato que nuclea a los peones de taxi y de los representantes de las estaciones de servicio fue claro y contundente: "no puede ser que unos 100 atorrantes nos hayan cambiado el estilo de vida".
Es que todos reclamaron mayor severidad en las penas porque están hartos de los robos y asaltos. En ese sentido, Osvaldo Llanos representante del Sindicato Nacional de Peones de Taxi fue terminante "no queremos más compañeros muertos durante un robo y al próximo lo vamos a velar en el cuarto piso de la Casa de Gobierno donde tiene su despacho el gobernador". 
Todos coincidieron en la necesidad de mantener una reunión con los representantes de la Justicia que en este encuentro desarrollado, en el casino de oficiales de Cuerpos Especiales, no estuvieron (no fueron invitados). El reclamo fue canalizado y en el lugar se gestionó una reunión para este viernes con el delegado de la Corte provincial, Darío Bermejo que se comprometió a citar a fiscales y jueces. 
Lo cierto es que el encuentro fue una suerte de catársis entre los empresarios, los representantes de los trabajadores y algunos empresarios vinculados a las estaciones de servicio e incluso a la comercialización de garrafas. La mayoría expuso su realidad relacionada a la inseguridad y algunos presentaron algunas propuestas que fueron escuchadas por la cupula policial. 
En ese contexto una alternativa es reducir las paradas de taxi en el centro y colocar algún policía de civil que requise a algún sospechoso que quiera abordar un taxi. Es que en los últimos hechos, los ladrones abordaron el servicio en ese lugar y luego asaltaron, en pleno viaje, al trabajador. 
Otra propuesta que se tiró en la mesa es incorporar a un policía a los colectivos que recorran los barrios más conflictivos para mejorar la seguridad para el chofer y el pasaje. 
También se habló del uso de la tarjeta "Sube" o "Monedero" para evitar la utilización de dinero para la compra del pasaje. Al respecto los representantes de las empresas Buttini e Iselin insistieron en decir que "el sistema estpa activo pero no podemos prohibir que el pasajero quiera usar dinero para comprar el boleto" y agregaron que "es un tema que no podemos resolver porque desde Transporte no se toma la desición y no nos consideran empresas de servicios urbanos".
En este complicado escenario hubo muchas quejas hacia la Justicia y reclamos a los legisladores para que impulsen un cambio en el sistema y se aplique el código procesal vigente en el norte de la provincia.
Por su parte los legisladores presentes, hicieron hincapié en las herramientas que se aprobaron para equipar a la Policía y en la traba económica, por falta de presupuesto, que expone la Corte para que no se unifique el codigo procesal en toda la provincia. 
 

Comentarios