San Rafael
Domingo 12 de Julio de 2015

Quieren tener abierto todo el año el Paso Pehuenche

Vialidad de Chile montó dos campamentos y puso en funcionamiento máquinas nuevas para el barrido de nieve. Será el primer año que harán el despeje de ambos lados. Entre 2013 y 2014 sólo pudieron hacerlo en el sector argentino.

En este invierno las vialidades nacionales de Argentina y Chile se han propuesto mantener despejado el Pehuenche el mayor tiempo posible para evitar los cortes prolongados por la gran acumulación de nieve, como sucedió en los dos años anteriores.
Para cumplir con ese objetivo el gobierno chileno puso en funcionamiento una serie de modernas máquinas adquiridas en los últimos meses y montó dos campamentos, uno en la zona de Piedra del Chancho, a unos seis kilómetros del límite, y otro en el centro fronterizo situado en las inmediaciones de la Laguna del Maule.
Estas ya trabajan en conjunto con Argentina y a inicios de esta semana el mal tiempo puso a prueba la coordinación entre ambas vialidades, ya que el martes se habilitó el cruce cordillerano, a pesar de la nieva precipitada, mediante el sistema denominado “paso por convoy”, donde una barrenieve de un lado abre media calzada a un grupo de vehículos hasta el límite y el trabajo lo completa una máquina de su contraparte. Después se hace lo mismo en sentido inverso.
También hicieron un esfuerzo por mantenerlo abierto durante los días previos al segundo partido entre las selecciones de Argentina y Paraguay en la ciudad de Concepción en el marco de la Copa América.
El operativo conjunto “hasta el momento es exitoso, es una experiencia extraordinaria la que hacemos nosotros con ellos”, destacaron desde la Unidad Operativa Malargüe de la Dirección Nacional de Vialidad.
Ahora ambos organismos esperan que finalice el gran temporal de nieve que se abatió sobre la cordillera para comenzar el despeje del paso. Según los pronósticos, el fenómeno culminaría en el transcurso de este domingo.
Experiencia acumulada
En 2013 y 2014 por la falta de despeje de nieve en el lado chileno el paso estuvo cerrado más de cinco meses y recién fue reabierto al tránsito a mediados de noviembre.
En ese sentido, esta temporada será la primera que Vialidad de Chile lleva adelante un operativo de invierno, pero será la tercera de su par de Argentina, que en esos años acumuló experiencia despejando la ruta 145 hasta el límite.
También le permitió desarrollar y probar un sistema para elaborar pronósticos propios de la zona del Pehuenche para anticiparse a los temporales y avalanchas y planear las tareas de limpieza del camino
Para ello cuenta con estaciones meteorológicas en el límite con Chile, en Cajón Grande y sobre Bardas Blancas.
“El trabajo en los anteriores inviernos no fueron en balde porque acumulamos experiencia que podemos brindar a los chilenos, que la están aprovechando bien”, resaltaron desde el organismo nacional.
Quedan 24 kilómetros por asfaltar
  Después de tantos años de espera, el Paso Pehuenche está cerca de culminarse. Actualmente restan por asfaltar los últimos 24 kilómetros de la ruta internacional 145.
A pesar de las duras inclemencias climáticas del invierno en esa zona, la empresa que lleva adelante la obra ha continuado trabajando en las últimas semanas, ya sea con movimientos de suelos o construcciones de muros de hormigón.
Se espera que a fin de año el camino esté completamente terminado y se inaugure oficialmente el paso cordillerano.
No obstante, el 11 de diciembre de 2012 fue habilitado definitivamente para el tránsito de autos, camionetas y colectivos, pero aún está pendiente la autorización para el transporte de cargas pesadas.
De todos modos, el 19 de mayo pasado se hizo una prueba piloto con camiones que cruzaron en ambos sentidos.
Un sistema de pronósticos a usar en el futuro paso Las Leñas
El sistema propio de pronósticos de nevadas que montó Vialidad Nacional para El Pehuenche se podrá extrapolar al futuro paso Las Leñas. Esta herramienta es fundamental para planear con anticipación los trabajos de despeje y también determinar otros parámetros como las zonas de mayor acumulación, las posibles avalanchas, los sectores de mayor congelamiento de calzada, entre otros. Por lo pronto, el organismo comenzó a probar este sistema de pronósticos para la ruta 222 de ingreso al complejo invernal Las Leñas, que se puede extrapolar por latitudes a la 220, en El Sosneado, que será el futuro paso Las Leñas.
Por José Luis Salas
 
 

Comentarios