Mundo
Lunes 27 de Abril de 2015

Quiso besar a una serpiente y así le fue

Un estadounidense de 18 años se salvó de milagro luego de que una víbora venenosa lo mordiera... cuando el joven trataba de darle un beso en la boca.
Tras la mordida, la víctima tuvo que ser internada de inmediato y someterse a varios tratamientos antiveneno.
Austin Hatfield es un apasionado de los reptiles, pero su pasión le jugó en contra cuando trató de darle un beso a una víbora conocida como "boca de algodón", cuya mordida puede producir la muerte.
"La arrancó de su cara y la tiró al suelo; empezó a hincharse inmediatamente", aseguró Jason Belcher, un amigo de la víctima, cuyas fotos se difundieron en las redes sociales.
"Fue bastante aterrador. Hemos hecho muchas cosas juntos. Esto es lo que más me ha asustado", agregó.
Fuente: AFP.

Comentarios