Sábado 02 de Julio de 2016

Rápido, furioso y borracho: conducía peligrosamente por la ruta 143 y fracturó al policía que lo detuvo

El hombre de 33 años permanece alojado en los calabozos de la Comisaría 14 de Alvear.

Un ebrio al volante estuvo muy cerca de provocar un desastre en la ruta nacional 143 en el ingreso a Alvear. Pero además de conducir peligrosamente, el conductor se resistió al arresto y como broche de oro le fracturó el tabique a un efectivo.
El hombre de 33 años quedó está detenido desde la noche del viernes en los calabozos de la Comisaría 14 de ciudad y el vehículo fue secuestrado.
La historia comenzó cerca de las nueve y media de la noche, conductores que circulaban por la zona de El triángulo llamaron desesperados al 911 para alertar sobre un conductor que manejaba peligrosamente. La camioneta Peugeot 504 iba haciendo zig zag por la ruta y de un momento a otro continuó la marcha por el carril contrario.
Agentes de Policía Vial fueron los primeros en responder al llamado y lograron interceptarlo poco antes de ingresar a la ciudad y como era imposible que el conductor disimulara la borrachera, procedieron a secuestrarle la camioneta.
La decisión policial desató una reacción de ira del hombre que comenzó a forcejear con los efectivos hasta que pasó de ser una conducción peligrosa a resistencia a la autoridad.
Una vez que lo redujeron y esposaron, pidieron la colaboración de un móvil de Cuerpos Especiales para trasladarlo a la seccional y dio inicio a otro capítulo violento del ebrio. Con furia comenzó a golpear la cabeza contra la ventanilla camino a la dependencia por lo que el oficial ayudante Lucas Arancibia tuvo que hacer escala en el hospital Enfermeros Argentinos.
“Después de que lo atendieran en la guardia del hospital parecía que se había calmado pero se ve que lo estaba midiendo al oficial”, relató el comisario Modesto Bravo.
El borracho se levantó de la camilla y de manera imprevista le asestó un certero cabezazo en la nariz a Arancibia.
“El hombre quedó detenido. El policía tuvo fractura de tabique nasal”, afirmó el comisario Bravo.
Además de la conducción peligrosa y el secuestro de la camioneta Peugeot 504, al hombre de 33 años le iniciaron una causa por resistencia a la autoridad y también le endilgaron las lesiones que le provocó al policía.

Comentarios