Deportes
Domingo 20 de Diciembre de 2015

Re caliente: Pernía se descargó tras el polémico toque del Bebu

Tras el impacto que le propinó Girolami en la segunda vuelta de la última carrera, el bonaerense aseguró: "Me pega mal de atrás, sin necesidad". Video.

El bonaerense Leonel Pernía, segundo en la última carrera del Súper TC 2000 disputada este domingo en San Luis, cargó duramente contra el flamante campeón Néstor Girolami, por el impacto que le propinó en la segunda vuelta de la carrera y que, según él, "desalineó el auto" para el resto de la competencia.
"Hice una gran largada, hubo un leve toque en la uno pero igual sigo a fondo y lo logro superar en la curva dos. A partir de ahí lo venía controlando bien, hasta que se pasa y me pega mal de atrás, sin necesidad", recordó Pernía en la conferencia de prensa.
"Me hizo ir por la tierra, me desalineó todo el auto y como consecuencia se volvió inmanejable", se quejó Pernía, quien remarcó que el auto "vibraba mucho", lo que le permitió aguantar la segunda posición, aunque lo dejó sin chances de ser campeón.
Además, Pernía apuntó contra los Comisarios Deportivos por no haber penalizado -solo lo apercibieron- a Girolami por esa maniobra peligrosa. "Lo que no puede pasar, es que porque yo lo saque bien al auto, de manera impecable, Girolami sea campeón. Él se equivocó y me pegó mal y de ahí en adelante el jugó, me esperaba y aceleraba. Cuando me supera, fue imposible correrlo", explicó sobre lo que le provocó ese toque en la segunda vuelta.

"No me pude frenar"
A su turno, fue Girolami quien hizo su descargo sobre la situación de la discordia: "Le pido disculpas por el toque, pero no lo pude evitar. Fue una maniobra al límite, siempre cuando se define un campeonato vamos a buscar todo. Busqué por adentro, Leo cubrió bien y cuando vuelvo, el vuelve un cachito y lo engancho en el paragolpes trasero. Lo espero todo lo que puedo para no usar esa maniobra como sobrepaso y lo dejo acomodar. Lo espero tres o cuatro vueltas y después volví al ataque".
Y agregó: "La pista estaba con un poco de tierra y después de la largada se me puso todo de costado en la curva dos y no quise entrar más fuerte porque estaba Leo por afuera, lo respeté y me pasó muy bien. De ahí en adelante fue otra carrera, presioné lo más que pude hasta que él se pasó un poquito y lo aproveché". Por último, Girolami habló sobre la expectativa sobre la próxima temporada y la chance de lucir el "1" en su Peugeot 408: "Estoy feliz, muy contento donde estoy y ojalá podamos lucir el uno".

Comentarios