Deportes
Sábado 04 de Junio de 2016

Recargado de goles, va por la revancha en la Copa América

Los 36 goles convertidos durante la temporada 2015/2016 le valieron al Pipta estar en la consideración de Martino para ser titular en el seleccionado.

Los 36 goles convertidos durante la temporada 2015/2016 le valieron a Gonzalo Higuaín no solo consagrarse como máximo goleador de la liga italiana con récord fantástico incluido, sino también ubicarse una vez más y con mayor fuerza en la consideración de Gerardo Martino para ser titular del seleccionado argentino de fútbol.

Higuaín es una estrella en el fútbol mundial, pero como toda estrella, su luz tuvo alternancias en sus grados para encandilar los ojos de sus entrenadores, siendo Maurizio Sarri, de Napoli, quien le brindó contención y confianza luego de dos finales perdidas con la Argentina y donde su apellido surgió como uno de los culpables a la hora de encontrarlos en la explicación de ambas decepciones.

 

 

Sin embargo, el tiempo de revancha llegó para el Pipita. Un momento esperado por él, pero también por Martino y su cuerpo técnico. Esta vez, Higuaín llegó a la Copa América en su mejor estado. Y si bien ante Honduras ninguno movió el amperímetro, con la lesión del astro Lionel Messi en el medio, a Higuaín le bastaron segundos para ratificar lo que se piensa de él en la actualidad: un delantero temible, por condiciones, pero esencialmente porque está en racha.

El Tata piensa aprovechar este tiempo de goles del ex River Plate. Por eso, Higuaín será titular en el debut de Copa América Centenario ante Chile, el rival que enfrentó en la final, con la posibilidad en sus pies, en el último minuto, de la ansiada consagración que no llegó y estiró la desilusión de un plantel apuntado por logros escasos.

Que Higuaín llegue de esta forma es una gran noticia para el seleccionado argentino que nunca pudo tener a sus figuras en niveles similares. Tanto en la gestión de Alejandro Sabella como en la de Martino, cuando Messi estaba encendido, Sergio Agüero o el propio Pipita no lo acompañaron, ya sea por rendimiento futbolístico o lesiones.

Y cuando el Kun o Higuaín dieron muestras de repunte en su nivel, Messi y Ángel Di María no coincidieron con esa apreciación.

Hasta el momento, los contratiempos de Messi, tanto físicos como extradeportivos, encendieron alarmas en el seleccionado argentino, pero a buena vista de lo que ofrecen los jugadores en los entrenamientos, no alteró el grado de confianza para ganar la Copa América.

Entre ellos está Higuaín, que le ganó la pulseada a Agüero, una contienda que no es sencilla para Martino en cuanto a su definición, ya que la titularidad la definen por detalles.

Es insoslayable que el dato mayor lo tiene a favor el Pipita. Con 36 goles, Higuaín estableció un récord en la liga italiana y su despedida del torneo fue a puro grito: tres tantos a Frosinone para la clasificación a la Liga de Campeones de Europa.

La frase sobrevuela siempre en el mundo futbolero. Se suele decir que este deporte siempre te da revancha. Gonzalo Higuaín ya lo sabe, lo asume y su respuesta tendrá inicio a partir del próximo lunes ante Chile.

Su grito de gol quiere extenderse en Estados Unidos para que aquellas imágenes de ocasiones falladas ante Alemania, en la Copa del Mundo Brasil 2014, y Chile, en la Copa América 2015, sean reemplazadas por las de un goleador en racha en los Estados Unidos.

Comentarios