San Rafael
Lunes 02 de Enero de 2017

Reforma: juntarán en el primer piso de Tribunales los 2 juzgados y las 7 fiscalías que investigarán los delitos

En Tribunales está en estudio la propuesta de unificar todas las dependencias del fuero penal en un solo sector. Funcionaría en el primer piso del sector antiguo del edificio.

El 2017 será un año de profundos cambios para el fuero penal del Sur mendocino, que empezará a trabajar con el nuevo Código Procesal Penal que se implementó en el Norte hace 16 años. Aprobada la reforma, una de las cuestiones a resolver fue el espacio que tenía el Palacio de Tribunales para asimilar las modificaciones.

En ese sentido, hace un par de semanas estuvieron en el edificio el subsecretario de Justicia, Marcelo D'agostino, y la coordinadora del Ministerio Fiscal, María Teresa Day, quienes presentaron las reformas que se implementarán desde abril, la creación de los nuevos cargos y analizaron con autoridades locales cómo se van a redistribuir los lugares de trabajo.

Todos compartieron la idea de concentrar el fuero penal en el primer piso del sector antiguo del edificio judicial.

Es que la orden de María Teresa Day fue muy clara: "reestructurar para que un mismo sector funcionen todas las dependencias que dependerán del Ministerio Público Fiscal".

El delegado de la Corte para la Segunda Circunscripción Judicial, el juez civil Darío Bermejo, confirmó que "de no haber mayores cambios el lugar elegido es el primer piso donde hoy funcionan los tres juzgados de instrucción".

Con un simple enroque sin tener que crear nuevos espacios se instalarían allí las siete fiscalías de instrucción, los juzgados de garantías, defensorías y asesorías de menores e incapaces.

En este aspecto, el funcionario confirmó que "los cambios de oficinas no fueron confirmados y siguen en estudio pero creo que no va haber objeciones porque se trata de un enroque de espacios" y agregó que "esto se va a acelerar en el mes de marzo porque en abril comienza la implementación del nuevo Código".

También recordó que "seguramente en febrero comenzará el proceso de selección para ocupar los nuevos cargos que fueron creados, dos fiscalías de instrucción y dos defensorías. Además estará vigente el llamado a concurso para ocupar las 20 vacantes para ayudante fiscal en las comisarías".

Al respecto recordó que "es muy importante que se presente la mayor cantidad de profesionales posibles para competir por estos cargos que luego serán aprobados en la Cámara de Senadores".

Y añadió que "en el caso de los ayudantes fiscales en comisarías es necesario recordar que los elegidos no tienen que vivir a más de 30 kilómetros de la dependencia policial".

Es que con esta modificación la denuncia se judicializará de inmediato y los ayudantes estarán a disposición las 24 horas en forma activa o pasiva.

En definitiva los cambios buscarán agilizar los procesos de investigación de las causas con la incorporación de siete fiscalías de instrucción y la conformación de dos juzgados de garantías, tres defensorías penales, dos juzgados correccionales, una fiscalía penal de menores, el Tribunal Penal de Menores y una defensoría penal de menores.

Todas estas dependencias se concentrarán en un mismo piso de acuerdo a lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal.

"Además Malargüe tendrá su propio fiscal de instrucción, un juzgado de garantías y una defensoría penal", recordó el delegado de la Corte.

Por último señaló que "este es un paso muy importante para la Justicia local y un desafío que tenemos todos para acelerar las causas y adecuarnos al nuevo sistema acusatorio, una vieja demanda que teníamos en el Sur para equipararnos con nuestros colegas del Norte de la provincia".

Sigue la puja

En este escenario, los integrantes de las dos cámaras del crimen no están muy satisfechos con los cambios. Es que la modificación no prevé la incorporación de recursos humanos para esos tribunales y algunos jueces temen "el efecto embudo" de casos, sobre todo en el marco de las apelaciones que ahora no serán exclusivas del Tribunal Penal de Menores.

En ese sentido todavía no se definió el sistema de sorteo para las apelaciones y, según una fuente consultada, "los jueces de las cámaras propusieron por escrito un sistema en el que el 30% de las causas apeladas pase por sus manos".

La respuesta la tendrá la Corte provincial que deberá aprobar en una acordada cómo será el sistema elegido para resolver las apelaciones, una negociación que ya está en marcha y puede traer algún que otro chisporroteo, sobre todo entre los camaristas que ya sufrieron un revés cuando el gobernador Cornejo desechó su propuesta de reforma.

Las audiencias orales fueron positivas

En septiembre de 2016 entró en vigencia el esquema de audiencias orales para acelerar los procesos penales y acortar los tiempos en la elevación a juicio de las causas.

Es así que caso como el homicidio de la mujer policía o el asesinato de un niño de 4 años a manos de su mamá se podrían resolver en menos de un año de cometido el crimen. La experiencia fue positiva y satisfactoria, según expresó en su última visita a San Rafael el gobernador Alfredo Cornejo, impulsor de esta reforma.

Un claro ejemplo es lo que sucedió con la causa de Roxana Toledo, que fue asesinada en abril de 2015 y la elevación a juicio se demoró hasta noviembre de 2016.

Recién allí con la posibilidad de recurrir a las audiencias orales, los jueces de la Primera Cámara del Crimen encausaron la causa para llegar a un acuerdo con todas las partes para ponerle fin a un proceso de apelaciones que demoró la instrucción del caso, que se inició antes de que entrará en vigencia el sistema de audiencias orales.

Comentarios