Deportes
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Rendidos a sus pies: emotiva despedida de Diego Milito

El emblema de Racing tuvo su partido homenaje en el Cilindro de Avellaneda. Fue acompañado por varios compañeros, amigos y familiares.

Rodeado de su familia, amigos de la vida y del fútbol, Diego Milito tuvo una emotiva despedida del fútbol en un colmado estadio de Racing.

El "Príncipe" estuvo rodeado de futbolistas de nivel internacional y los campeones de 2001 y 2014, en una jornada donde también se reconoció a los campeones de 1966 y se homenajeó al fallecido Roberto Perfumo.

Al finalizar el evento, Milito le agradeció a la gente "por llenar este estadio" y remarcó que "tal como dice la canción lo mejor que tiene Racing es su gente".

En una imagen muy descriptiva, el homenajeado fue levantado por los aires por varios compañeros, en una escena que pareció extraída de un casamiento.

En lo que fue el partido en sí, el combinado compuesto por los campeones de 2001 y 2014 venció 3 a 1 a los amigos de Milito.

El "Príncipe" jugó un rato para cada equipo y convirtió dos tantos, mientras que su hijo Leandro hizo uno y Walter Samuel puso la igualdad transitoria para los amigos.

Además, en el entretiempo hubo varios homenajes, donde se destacaron el del Racing campeón de 1966, con la presencia de su entrenador José Pizzuti y Humberto "Bocha" Maschio, una de sus figuras, y el recordatoria para Perfumo.

En tanto, Milito posó con una remera que pedía "Justicia para Nicolás Pacheco", en referencia al periodista partidario asesinado en la sede de Villa del Parque, cuyo juicio se desarrolla por estos días.

"Se me acaban las palabras. Créanme que cuando empecé jamás imaginé vivir un día cómo éste. La primera palabra es gracias. Gracias a mis viejos, mi esposa e hijos. A mis amigos de la vida y del fútbol. Hoy siento que valió la pena", dijo.

Milito le agradeció al hincha "porque como dice la canción, lo mejor que tiene Racing es su gente" y también tuvo emotivas palabras hacia la institución: "En este club nací, me críe, me formé como jugador y persona. Y me estoy dando el gusto de irme por última vez del campo de juego del Cilindro".

Con el clásico grito "Milito hay uno solo" y "Milito es de Racing de Racing no se va" como hits, el ídolo le puso un punto final a su carrera con una certeza: aunque en otro rol, seguro vuelva en un futuro a la "Academia".

Del homenaje, participaron entre otros: Gabriel Milito, Francesco Toldo, Iván Córdoba, Roberto Ayala, Nicolás Burdisso, Walter Samuel, Javier Zanetti, Lisandro López, Adrián Bastía, Maximiliano Estévez, Andrés D´ Alessandro, Reinaldo "Mostaza" Merlo, Diego Cocca. El gran ausente fue Sebastián Saja, quien jugó con el Nástic de Tarragona de España, y había hecho "todo lo posible para poder estar", según consideró el propio homenajeado.

Comentarios