Deportes
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Repercusiones tras la supuesta incentivación al plantel de San Martín

Las declaraciones de Ardente tras la derrota de Godoy Cruz despertaron antiguos fantasmas sobre un tema "tabú" en el fútbol.

El arquero de San Martín de San Juan, Luis Ardente, apenas concluido el clásico que su equipo le ganó 2 a 0 a Godoy Cruz, hizo declaraciones que "del otro lado" agitaron antiguos fantasmas de "la incentivación", algo que décadas atrás legitimó el ex futbolista Enrique Wolff cuando el seleccionado argentino necesitaba que Polonia venciera a Italia para clasificarse en la fase inicial del Mundial de Alemania 1974.
El ecuatoriano Jaime Ayoví, baluarte del Tomba, con 18 goles en dos torneos e integrante de la selección de su país, sumó a la polémica dichos que golpearon a la gente de San Martín de San Juan. "Les llenaron los bolsillos", dijo el descendiente del notable Alberto Jorge Spencer, al que él no vio jugar.
E inmediatamente otros recordaron algo sucedido en el Mundial de Alemania ´74, cuando Argentina no podía pasar primera fase si Polonia, clasificada, no le ganaba a Italia.
Después Enrique Ernesto Wolff, ex Racing, figura en River, afirmó: "Juntamos 25 mil dólares para los polacos. Ellos ganaron 2 a 1 y entramos", dijo el hoy conductor televisivo.
Eso no cayó bien en el plantel de entonces, como por ejemplo en Roberto Perfumo, quien por entonces no quiso entrar en debate con su ex compañero de Racing al que pasaba a buscar en Fiat 600, cuando Wolff llegó a Primera en el ´67 con 19 años.
Entre amigos y allegados el "Mariscal" Perfumo hace cuatro décadas, esgrimió: "Quique se volvió loco". Y nunca más quiso hablar del tema.
La leyenda cuenta que el periodista Héctor Vega Onesime, enviado de "El Gráfico", apenas clasificada Polonia -venció a la Argentina 3-2-, cruce con intérprete mediante, se lo preguntó a Robert Gadocha, una de las figuras de Polonia.
"Contra Italia serán árbitros ¿no?. Si iban a ir al frente", explicó el periodista argentino radicado en Chile hace un cuarto de siglo, que no quiso recordar el tema hace un mes cuando estuvo en la Feria del Libro.
"Depende de ustedes, los argentinos", respondió Gadocha, junto a Gregorz Lato y Kazimierz Deyna, destacados de la historia del fútbol polaco, cuyo seleccionado alcanzó el tercer puesto en Alemania´74. Antes fue medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Munich 1972. Todos en la historia grande de su país.
Onesime comentó el "asunto" a la delegación argentina. El cuerpo técnico lo integraban Vladislao Cap, Víctor Rodríguez y José Varacka. Tenían a Héctor Rial para "analizar" a los rivales europeos.
El popular "Nene" Rial, "crack" de San Lorenzo del ´49, que jugó con Alfredo Di Stéfano en Real Madrid, en un ciclo histórico que fue de 1954 a 1960, "se hizo cargo", contó el periodista.
Así, Rial llevó el dinero, ostentando tres títulos de Liga española y cinco Copas de Europa, hoy Champions. El de más "chapa", diría Onesime mucho después.
Rial "llevó" lo recaudado para el triunfo de Polonia 2 a 1. Los italianos "durmieron", dijo después. Pero Argentina, que simultáneamente venció 4 a 1 a Haití y pasó, no pudo después con Brasil, cayó 2-1 y resultó eliminada.
Ramón Armando Heredia, también integrante de aquel equipo, describió lo que era aquella selección. "Había seis o siete jugadores con trayectoria en Europa como Rubén Ayala, Miguel Brindisi, Héctor Yazalde y Mario Kempes que recién llegaba. No teníamos un plan de juego y las derrotas con Polonia en el partido inaugural y Holanda después, cuando nos hicieron cuatro goles, fueron decisivas. Fue un mal Mundial para nosotros", reflexionó.
Y sobre el tema de la "incentivación", a la que no se quiso sumar Jorge Carrascosa, posteriormente capitán del seleccionado de César Luis Menotti que se bajó de Argentina '78 dos meses antes que comenzara por razones ideológicas, el popular "Cacho" Heredia, repitió algo que ocurrió hace 42 años. "Uno es artífice de su propio destino y muchos de nosotros esclavos del silencio", concluyó, como para echarle más fuerza al hecho.

Comentarios