Economía
Jueves 15 de Septiembre de 2011

Respiro en el agro por la suspensión por 60 días de la resolución de la AFIP

Desde las entidades productivas pidieron que la norma se ajuste a la "realidad de la zona" y que la medida no sea un mero acto electoralista.  

La suspensión de la aplicación por 60 días de la polémica resolución 3.152 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que modificaba los Indicadores Minimos de Trabajadores (IMT) fue un respiro para los sectores productivos. La medida adoptaba el criterio de que un productor de 1 a 50 hectáreas de durazno tenía 5 obreros permanentes y por lo tanto debía tributar por ellos.

La suspensión “es una buena oportunidad para rever esta medida, hay que tener la gente en blanco pero hay que corregir la resolución porque quedó demostrado que está hecha en base a otras regiones del país. Hay que ajustarla a nuestra realidad” indicó José Luis Matellanes, agricultor y presidente de la Cámara de comercio, industria, agricultura y ganadería de Alvear.

En tanto Carlos Achetoni, referente de la Federación Agraria Argentina (FAA) pidió que “no sea una mera decisión electoral” y después del tiempo estipulado “uno esté tranquilo y se encuenre con que se aplica tal cual”. Igualmente, el dirigente rural se mostró satisfecho con el resultado y aseguró que “es bueno que se suspenda porque hay que adecuarla a nuestra zona”.

La resolución 3152 publicada en el boletín oficial el 29 de julio establece, entre otros ítems, una relación entre el número de empleados y superficie como parámetro para la producción frutícola, con algunos matices según tipo de cultivo. Esta nueva norma pone en marcha el Indicador Mínimo de Trabajadores (IMT), que determina por actividad el número de empleados requeridos para funcionar y, por ende, motoriza la presunción de empleo informal.

En el caso de una explotación de durazno de entre 1 y 50 hectáreas la AFIP asume que hay 5 obreros permanentes por los que hay que tributar al Sistema Único de Seguridad Social. En cuanto a la pera y manzana el indicador establecía que una explotación de 1 a 50 hectáreas cuenta con un obrero fijo mensualmente.

“Del vamos esta resolución hay que ajustarle los errores que tiene, la redacción es taxativa. Dice 5 empelados permanentes y todos sabemos que un productor chico la trabajo solo o con la familia. Hablan de descargo pero no se dice ni como hacerlo, hay que darle certeza y tranquilidad al productor”, acotó Matellanes.

El acuerdo al que se arribó ayer es que, al término de los 60 días, el gobierno provincial debe presentar a las autoridades de la AFIP información para que la resolución sea modificada en los aspectos que hacen a su adecuación a la economía local. Para ello, el ministerio de producción mantendrá reuniones con los sectores del ajo y cebolla, durazno industria, manzana, pera y ciruela desecada, desde esas mesas de trabajo, y con el asesoramiento técnico del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), se elaborará la información solicitado por la Nación.

“Hay un reconocimiento por parte de la gente de AFIP que faltó conocimiento de la producción local, entonces esperemos que esto sirva para algo y entre todos le encontremos la vuelta porque sino, con la rentabilidad que se tiene más está carga, el productor pequeño va a terminar abandonando la finca”, sentenció Achetoni de FAA.

Comentarios