Mundo
Viernes 06 de Noviembre de 2015

Revés español contra el proceso de secesión de los catalanes

El Tribunal Constitucional español rechazó por unanimidad suspender la celebración del pleno del Parlamento catalán que el próximo lunes votará la declaración con la que los secesionistas darán inicio al proceso de ruptura con España. 
No obstante, el alto tribunal advierte a los secesionistas de que es el propio Parlamento catalán el que “tiene que velar porque su actuación se desarrolle dentro de la Constitución”. 
La medida cautelar había sido solicitada por el Partido Popular (PP), del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y Ciudadanos, que lidera la aposición en Cataluña, acompañando los recursos de amparo contra la tramitación parlamentaria de la declaración secesionista que presentaron ayer ambas fuerzas junto con los socialistas. 
Aunque el Tribunal Constitucional (TC) admitió a trámite estos tres recursos de amparo del bloque antisecesionista –sobre los que decidirá en el futuro sin un plazo establecido– optó por no impedir el pleno para no interceder en el “debate político” que tendrá lugar en Cataluña, según la resolución a la que tuvo acceso la agencia argentina Télam
El TC señaló que si bien la ley permite suspender cautelarmente la ejecución de cualquier acto de los poderes públicos que sea objeto de un recurso de amparo, el tribunal siempre ha destacado “como uno de los fundamentos del sistema democrático que el Parlamento es la sede natural del debate político (...) y no debe condicionar anticipadamente la viabilidad misma del debate”.
En este caso concreto, la adopción de la medida cautelar rebasa la función del recurso de amparo al promover “un control de constitucionalidad sobre una resolución que no se ha adoptado y cuyo contenido último se desconoce”, afirmó el texto subscripto por los once magistrados del pleno del tribunal, de mayoría conservadora.
Además, los magistrados destacaron que la finalidad del recurso de amparo está a salvo puesto que en caso de exista una sentencia “conllevaría la declaración de nulidad de todos aquellos actos, incluidos los de trámite, que hubieran resultado lesivos de los derechos fundamentales de los demandantes de amparo”. 
Fuente: Télam.

Comentarios