Policiales
Jueves 16 de Abril de 2015

Robaron las limosnas de las alcancías del interior de la Catedral

Ocurrió este miércoles a la siesta cuando el templo estaba cerrado. Al menos diez robos se han producido en el último mes y medio dentro y fuera de la iglesia.

Para los ladrones no han lugares sagrados y así lo evidencia el nuevo robo registrado en la Catedral de San Rafael. Esta vez se llevaron el dinero de tres alcancías de las limosnas que están en el interior de la Catedral de San Rafael.
La sustracción ocurrió este miércoles a la siesta mientras el templo se encontraba cerrado. Se sospecha que alguien se quedó escondido en el interior de la iglesia cuando se cerraron las puertas a las 13 y aprovechó para robar el dinero depositado por los fieles en las dos alcancías metálicas situadas en ambos costados del ingreso y una tercera que está en el sector del cinerario.
Para ello forzó los pequeños candados que aseguran esas alcancías y luego abrió desde el interior una de las puertas de la entrada principal para escapar.
Alrededor de las 14 una persona observó que las puertas estaban abiertas en un horario que deberían estar cerradas y dio aviso a los responsables de la Catedral.
Más allá que no sabe cuánto dinero había en las alcancías, el daño es grande porque él o lo ladrones se llevaron las donaciones de los fieles.
Robos reiterados
En el último mes y medio ha habido alrededor de diez robos, tanto adentro como afuera del templo, según dijo a UNO de San Rafael el padre Luis Facello.
En se marco se han robado una bicicleta y una moto a personas que habían ido a rezar a la iglesia, y elementos del interior de dos autos estacionados sobre Pellegrini.
También hubo robos de distintas cosas en oficinas de la Catedral, en el playón deportivo y hasta en la capilla de oración que tiene ingreso sobre Pellegrini, donde sustrajeron un rosario.
Sospechan de un grupo de jóvenes que rondan el templo y que conocen el horario de las misas y el movimiento de personas en el lugar.
Por esta situación en la Catedral evalúan restringir el acceso libre que ha caracterizado a la Catedral y además colocar algún sistema de seguridad.

Comentarios