San Rafael
Lunes 04 de Abril de 2016

Rodrigo Osorio: si se ratifica el resultado de la autopsia van a archivar la causa

La fiscal aguarda el informe final de la necropsia que fue enviada a Mendoza. Si confirma el ahogamiento se archivará el caso. No hay responsabilidades de terceros.

Todo indica que la muerte  de Rodrigo Osorio (25) ocurrida el 20 de febrero pasado en el lago de Valle Grande fue sólo un  accidente y que ninguna persona tuvo responsabilidad en esta tragedia.
Es que la causa que no tuvo mayor movimiento desde que se envió el informe de la necropsia y los órganos de Rodrigo a Mendoza será archivada si se confirma la hipótesis que sostiene la fiscal Alejandra Becerra.
Hasta ahora no hubo testimonios en la fiscalía y de los realizados en la Policía no se pudo confirmar en qué momento y cómo Rodrigo se ahogó. Lo cierto es que no sabía nadar y ese detalle fue confirmado por los amigos, compañeros y los padres.
La primera autopsia fue contundente. “Hay signos evidentes de ahogamiento y eso se pudo determinar por el estado de los pulmones”, aseguró una alta fuente judicial. Esta información junto al análisis anatomo patológico de algunos órganos, deberá ser confirmada en Mendoza para archivar la causa.
En toda la investigación no se pudo determinar responsabilidades de terceros. Es que Rodrigo en su condición de mayor de edad optó y   aceptó participar de la excursión, aún sin saber nadar.
De los testimonios recogidos sólo se pudo saber que “estuvieron bañándose en la playita (hay fotos en Facebook que así lo certifican) y que a Rodrigo se lo veía cerca de algunos de sus compañeros”. Después  del baño algunos retornaron en catamarán y otros se quedaron hasta pasadas las 21 de ese sábado trágico. Allí encontraron, sobre la arena las zapatillas, la remera y  los anteojos de Rodrigo, pero nadie imaginó que se había ahogado.
De regreso al campamento en Rama Caída y antes de la cena, alguno de los presentes preguntó por Rodrigo hasta que después de comer certificaron que no estaba.
Según sus compañeros que testimoniaron en la causa, “era un chico muy creyente pero un poco solitario”, quizás “esa característica le jugó en contra porque nadie se dio cuenta de su ausencia”, deslizó la fuente consultada”.
Un grupo regresó al Valle Grande, lo buscó pero ante la falta de noticias decidió regresar al campamento. Luego uno de los coordinadores se encargó de avisar a los padres y se radicó la denuncia de su desaparición.
Para la Justicia  por ahora no se pudo comprobar que haya existido alguna irresponsabilidad y la hipótesis principal sigue siendo “un trágico accidente”.
En este marco se desechó de plano la teoría del suicidio porque según la fuente consultada “no hay mensajes ni llamadas entre Rodrigo y otras personas que puedan afirmar esta hipótesis que algunos intentaron deslizar”.
Tampoco se desprende alguna agresión que pudiera terminar con la vida de Rodrigo ya que no se encontraron signos de violencia sobre el cuerpo del joven.
¿Cómo se ahogó Rodrigo?, sigue siendo un misterio. ¿En qué momento se produjo el accidente?, otra incógnita que la Justicia aún no pudo resolver. ¿Un resbalón o calambres?, quizás puedan ser respuestas que no tienen certeza. Lo cierto es que a pocos metros de la orilla hay un acantilado con una profundidad cercana a los 60 metros y por eso para encontrarlo hubo que esperar a que el cuerpo emergiera.
El caso despertó muchas controversias desde la responsabilidad que debía asumir el Tabernáculo de Vida y Paz, organizador del viaje, hasta el compromiso del Estado en un lugar donde está prohibido bañarse.
Para la fiscal Becerra “hubo una cadena de situaciones no buscadas que terminaron en una tragedia difícil de entender y explicar”.
Si bien todavía no se cerró la causa, todo indicaría que de confirmarse  los resultados de la necropsia que se realizó en San Rafael, la causa penal se archivará y para la familia, si así lo considera, quedará el recurso de la vía civil para que se investigue si hubo responsabilidades de terceros o alguna negligencia.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios