Espectáculos
Jueves 15 de Septiembre de 2011

Romántico y enérgico, David Bisbal conquistó a sus fans mendocinas

El español dio el miércoles su primer recital en Mendoza ante unas 1.200 fans. Fue con un show acústico en el que los gritos y las declaraciones de amor por el ídolo predominaron.

Por Selva Florencia Manzur

Apenas unos minutos habían pasado de las 22 del miércoles cuando David Bisbal subió al escenario del auditorio Ángel Bustelo para brindar el que fue su primer show en la provincia. Su sola presencia, bastó para que las cerca de 1.200 fans irrumpieran en gritos y alaridos, los cuales acompañaron el show de principio a fin.

El debut del español en Mendoza fue singular, ya que viene en el marco de una gira acústica, cuyo tramo sudamericano empezó en estas tierras. En todo momento, quedó claro (como tantas veces lo ha dicho en entrevistas) que un show “íntimo” es algo que Bisbal quería hacer desde hace tiempo.

De esta manera, durante las dos horas que duró el recital se sucedieron nuevas y más relajadas versiones de hits como Amar es lo que quiero, El ruido, Beso de tu boca y Digale. En otras ocasiones, los arreglos fueron un poco más jugados, como en Me derrumbo, donde la vibra jazzera se dejó notar. A pesar de las marcadas diferencias con las versiones radiales, las canciones más cantadas fueron Ave María, Como la primera vez, Esclavo de tus besos y, por supuesto, Herederos, que llegó casi al final.

Los momentos más memorables no vinieron de la mano del ex concursante de Operación Triunfo sino de sus fans, quienes ante cada momento de silencio aprovechaban para gritarle cosas como: "te amo", "bombón" o "te adoramos". La mejor de todas las intervenciones vino cuando cantó Lucía, de Joan Manuel Serrat, y una chica desde el fondo vociferó: "¡Me llamo Laura!".

Es para destacar, en tanto, la capacidad vocal del intérprete así como su perfecta afinación y la destreza de los seis músicos que lo acompañaron (en batería, guitarras, bajo, piano y percusión).

Sin embargo, y a pesar de que las fanáticas se mostraron extasiadas con el show, queda pendiente que el almeriense brinde en Mendoza un show que lo muestre en toda su salsa: bailando, saltando y cantando sus canciones como todos las conocieron. Esto quedó en evidencia cuando llegaron algunas de las canciones más movidas y las fanáticas se morían por pararse de sus asientos y ponerse a bailar.

Comentarios