Política
Sábado 31 de Diciembre de 2011

Saber ocupar su lugar

Francisco Pérez llegó a la gobernación de Mendoza cuando un año antes ni siquiera se hubiera imaginado su candidatura.

Este hecho lo pone en el especial compromiso de estar a la altura de las circunstancias que le tocan vivir. Esto significa no sólo cumplir con corrección su trabajo, sino dar con el tono personal adecuado para hacerles bien a su gestión y a su investidura. El haber ganado la elección de octubre lo pone en el difícil compromiso de saber ser un buen ganador. No es una tarea simple para alguien que no era un número puesto y que cumplió su sueño político de gobernar su provincia sin que fuera el corolario inevitable de su carrera. Hay que saber darse un lugar y ser consecuente en él, saberse ubicar en el puesto que sus comprovincianos le han dado.

Ser el Mendocino de 2011 es otro compromiso en esa dirección para el gobernador.

Comentarios