Primicias
Jueves 06 de Octubre de 2011

Sabrina Rojas y Luciano Castro, separados

Después de una larga lucha por salvar la pareja, el actor de Herederos de una venganza y su bella mujer habrían decidido cortar la relación. Ella se lo contó a sus compañeros de teatro. Él ya lo blanqueó en Pol-Ka, productora para la que trabaja.

El 02 de junio, Primiciasya.com publicaba la siguiente nota (ver nota completa).

Para bien o para mal, tarde o temprano, siempre es mejor hablar de ciertas cosas. Sobre todo cuando los protagonistas juegan al filo de la navaja y no se ocultan. Abren la puerta en lugares públicos a una historia de la que se habla desde hace tiempo en voz y que hoy Primiciasya.com pretende gritar a los cuatro vientos. stamos hablando de la relación entre Luciano Castro y su compañera de trabajo, Romina Gaetani. No cabe duda que en lo artístico hay una química especial y que ambos son grandes actores. Prueba de ello son las fotos que publicamos en esta nota donde la pasión en las escenas está siempre a flor de piel.

Pero eso es en el plano de lo profesional, donde el galán y la bella actriz la descosen noche a noche con la tira Herederos de una venganza, de lo más visto en materia televisiva en lo que va del año. Sin embargo… ¿Hay algo más allá de lo profesional? Desde que comenzaron a grabar la tira se viene hablando de una relación especial entre Luciano y Romina. Esto no es novedad, es un secreto a voces que se disparó con aquellas fotos que retrató el semanario Caras en donde se los veía muy juguetones de manos.

Ella ya había blanqueado la separación de común acuerdo con el empresario Hernán Nisenbaum. El, en cambio, seguía aferrado al romance con Sabrina Rojas, amorío que comenzó cuando ambos formaron parte de la versión teatral de Valientes. La rubia dejó todo por amor, incluido un noviazgo de años con Juan Pablo. La convivencia entre Luciano y Sabrina no tardó en llegar, aunque todo se blanqueó cuando ella participó en Bailando 2010 y el galán salió al toro a defender a su hembra. Hacia fines del año pasado se encontró en el camino con Romina Gaetani, una actriz dotada de talento y belleza, mujer que ha expuesto varios romances en las revistas y que no duda en jugarse entera por amor, así lo ha declarado siempre.

El rumor de una historia clandestina entre Luciano y Romina ya no se puede sostener más. Hay versiones muy firmes que llegaron a la redacción de Primiciasya.com y que este medio publica de manera exclusiva. Según pudo investigar este portal, es frecuente ver a Castro por la zona de Belgrano, más precisamente en el edificio donde reside Gaetani. Lo dicen los vecinos. La gente que nunca falla y que pretende saber más de este vínculo que transgrede lo laboral. El galán tiene una camioneta marca Toyota que estaciona a algunas cuadras de la vivienda de su compañera de elenco, para desorientar a los fotógrafos y periodistas que están detrás de esta noticia pero que se frenan por no tener un material contundente. Pero a veces cuesta y mucho tapar el sol con una mano, dado que el ingreso y egreso del edificio es visto por varios testigos. Sin ir más lejos, la semana pasada, Luciano subió hasta el piso donde vive Romina. Es difícil que los protagonistas hablen. Nunca lo hicieron. Mucho menos ahora donde no se sabe bien si Luciano y Sabrina aún siguen juntos y bajo el mismo techo. Resulta inevitable soslayar lo que se sabe porque, más allá de la información, sólo el tiempo confirmará lo que todos pretenden saber y unos pocos cuentan.

Hoy, el semanario Paparazzi logró confirmar en su edición actual que la separación ya es un hecho consumado.

Después de una larga lucha por salvar la pareja, el actor de Herederos de una venganza y su bella mujer habrían decidido cortar la relación.

Ella se lo contó a sus compañeros de teatro. Él ya lo blanqueó en Pol-Ka, productora para la que trabaja.

Pese a los intentos de Sabrina por blanquear que estaba todo bien y que nadie tenía una foto de su pareja junto a su compañera de trabajo, la realidad la golpeó fuerte y hoy su presente sentimental no sería el deseado.

Comentarios