País
Miércoles 18 de Mayo de 2016

Salió a la luz el audio de la llamada de la madre de Nisman al hallar muerto a su hijo

A 16 meses de la muerte del fiscal Alberto Nisman, hoy se conoció el audio de la llamada telefónica que hizo su madre, Sara Garfunkel, al servicio de emergencias de Swiss Medical, luego de encontrar a su hijo fallecido en el baño de su departamento en la torre Le Parc, de Puerto Madero.
Luego de intentar comunicarse infructuosamente desde las 11 de la mañana del 18 de enero de 2015 con el entonces titular de la UFI-AMIA, Garfunkel contrató a un cerrajero, que arribó a las 22.30 y en menos de 10 minutos abrió la puerta de la vivienda. La mamá de Nisman ingresó junto a una amiga y uno de los dos custodios del fiscal, Armando Niz.
"Necesitaría una ambulancia urgente", es lo primero que dice Garfunkel, quien suena tranquila, en el audio divulgado por Radio Del Plata. Pasan algunos minutos hasta que la mujer le aclara a su interlocutor, que se identifica como Matías, que Nisman estaba muerto.





Operador: ¿Qué le anda pasando?

Garfunkel: Vine a la casa de mi hijo y está muerto.

-O: ¿Cómo que está muerto?

-G: Sí, no atendía el teléfono y abrimos la puerta.

-O: ¿Quién corroboró que está muerto?

-G: Y, está lleno de sangre el baño.

-O: ¿Con qué se golpeó?

-G: No sé, estaba tirado en el piso. Para mí que se golpeó, porque en la casa está todo prendido.

Tras intercambiar algunos datos duros, el diálogo sobre la salud de Nisman continúa:

-O: ¿Respira?

-G: No, si está lleno de sangre el piso. Desde las 11 del mediodía no contesta los llamados.

-O: ¿Puede corroborar si está respirando?

-G: Bueno, espéreme un segundo.

Unos segundos después, Garfunkel vuelve al teléfono:

-G: No le puedo hacer ninguna reanimación, si la sangre del piso está casi seca.

-O: ¿Puede ver dónde fue el golpe?

-G: No sé donde fue, está acostado en el piso.

Sobre el final de la llamada, el que toma el teléfono es el custodio Niz. "Lo encontramos sin vida. No está respirando. Entré y lo vi", le aclara al operador de la empresa prepaga. Cuando le consultan si quiere hacer reanimación, refuta. "¿Cómo vamos a hacer reanimación si hay un charco de sangre? Seguramente se reventó la cabeza".
Fuente: UNO Entre Ríos

Comentarios