Más noticias
Sábado 03 de Septiembre de 2011

Salió a la luz Oscar, el testigo clave que declaró ante la Justicia que vio a Candela con vida

El fiscal Tabolaro indagó a un testigo de identidad reservada que aseguró por el canal América haber visto a un automóvil, en el que dos de los secuestradores trasladaban a la pequeña que apareció asesinada.

Oscar reconoció en Mauro Viale 120 sentir “bastante temor”, pero su honestidad lo llevó a presentarse espontáneamente a declarar ante Marcelo Tabolaro, titular de la Fiscalía número 6 del Departamento Judicial de Morón, que lleva adelante la investigación por el secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez.

“Fue un día martes, después de un feriado. En realidad yo no sabía nada que habían secuestrado a alguien. Fui a comprar un cepillo y el paso a nivel de la calle Guernica (en Villa Tesei) estaba cerrado. Tomamos el coche, porque era la única forma de pasar al otro lado y cuando cruzamos la calle Ocampo. Mi compañero Víctor me dice: ‘che vos sabés que parece que es la piba, la que secuestraron’”.

Detrás del vehículo en el que circulaban los dos amigos había un auto de color azul. Adelante, junto a la conductora, había una nena que, por la descripción, podría ser Candela. “Vi a una chica, con los mismos rasgos. Hasta entonces nunca había visto la cara. Era muy, muy parecida. Iba acompañando a una mujer que manejaba un vehículo”.

En los estudios de América, Oscar indicó que “el auto este venía atrás, un auto color azul. Anotamos la patente. Cada vez que frenábamos, el auto frenaba: no nos quería pasar. (la nena) Se veía atemorizaba y atrás en el auto iba un hombre. La mujer parecía robusta y de unos 50 años y el tipo estaba atrás, con una gorra blanca, medio que no se veía”.

Oscar siguió recordando. “Fuimos a la comisaría ese mismo martes. Volvimos de William Morris y vimos un móvil de América y nos bajamos a mirar. Víctor se acerca y me dice: ‘Sabés que esa era la piba’. Yo estaba casi seguro porque la había visto recién”.

“Fuimos a la comisaría y declaramos. Estuvimos hasta las once de la noche. Teníamos miedo, porque esto es jodido y gracias a un periodista de América, Kevin, llegamos a la fiscalía y nos prestaron atención”, comentó Oscar.

“Me voy con miedo, hay mucha delincuencia y estas cosas vienen de prepo. Me gustaría que hubiera más seguridad y cámaras en Hurlingham”, completó.

Fuente: A24.com

Comentarios