San Rafael
Jueves 08 de Junio de 2017

Antecedente: en 2004 hubo un secuestro extorsivo de un niño en San Rafael

En esa ocasión la víctima estuvo más de un día secuestrado y pagaron un rescate de cien mil pesos, que luego recuperó la Policía. Hubo personas fueron condenadas. Los detalles.

Si se confirma que la desaparición del niño de ocho años fue un secuestro extorsivo, se convertiría en el segundo caso en el departamento, donde este tipo de delito es inusual.

El anterior caso ocurrió el 26 de febrero del 2004 cuando fue raptado un niño de 7 años que estuvo cautivo 26 horas, y por lo cual en octubre de 2006 fueron juzgados y condenados tres hombres y una mujer, algunos de ellos conocidos de la familia de la víctima.

El nene fue secuestrado por dos personas en moto de la vereda de su casa de calle Ricardo Rojas cuando jugaba con su hermano. Posteriormente el padre recibió un llamado en el que le exigían para liberar al chico 100 mil pesos que había cobrado de una indemnización laboral, cuyo dato los raptores conocían.

El dinero del rescate se dejó en el hospital Schestakow, según habían solicitado los secuestradores, donde al momento de la entrega fueron detenidas dos personas.

El niño fue liberado sano y salvo en Alberdi y Espínola después de haber estado retenido en una casa, donde la mayor parte permaneció atado de pies y manos en una cama y con los ojos tapados.

Una vez que se aseguró la liberación del niño, la Policía comenzó los allanamientos para dar con los restantes responsables del secuestro.

Finalmente en octubre de 2006 fueron juzgados tres hombres y una mujer, ésta última reconoció en su declaración ante el tribunal haber sido una de las personas que fueron en moto a secuestrar al chico. Además involucró a dos de los hombres y el tercero lo desligó del hecho.

La víctima reconoció a la mujer como quien lo ató la primera vez a la cama y también la que lo acompañó a hablar por teléfono con su madre. El nene además dijo reconocer la voz del que fue señalado como el cabecilla de la banda.

Inicialmente el secuestro fue investigado por el Juzgado Federal de San Rafael pero después pasó a la Justicia provincial.

La Segunda Cámara del Crimen llevó adelante el juicio y condenó a 12 años de prisión al cabecilla, y 7 años de cárcel a uno de los hombres y a la mujer.

Comentarios