San Rafael
Sábado 05 de Agosto de 2017

Con nuevos equipos se realizaron unas 1.000 tomografías

Son tres nuevos tomógrafos que funcionan en hospitales públicos, uno de ellos en el Schestakow. Fueron adquiridos con recursos derivados de las deudas de un casino con la Provincia. Un cuarto equipo en Fuesmen se suma a la incorporación de nueva tecnología para diagnóstico.

Modernos y estratégicamente ubicados, los cuatro nuevos tomógrafos que la Provincia incorporó a la red de salud pública en los últimos meses, permiten diagnósticos más precisos con menor tiempo de exposición a la radiación y sin derivar al paciente a otra institución.

En sólo tres meses pudieron realizarse ya unas 1000 tomografías en tres hospitales. Los equipos funcionan en los hospitales Lagomaggiore de Ciudad de Mendoza, Schestakow de San Rafael y Perrupato de San Martín. El cuarto se encuentra en la sede central de Fuesmen y fue inaugurado hace sólo unos días.

Los tres tomógrafos que están en los hospitales fueron adquiridos con el pago de KLP, la empresa concesionaria del casino Cóndor, situado en el hotel Intercontinental.

Tras el pago de la deuda, la recaudación se invirtió en tres áreas del Gobierno. Así Salud recibió los fondos para comprar los tomógrafos multicorte. Soportan pacientes de hasta 210 kilos y son ultrarrápidos. Ahora hacer una tomografía de tórax y abdomen demanda 20 segundos, contra los 30 minutos que demoraban los anteriores de corte a corte.

El instalado en San Rafael, sirvió para diagnosticar y programar la cirugía de columna de una de las niñas que fue víctima del accidente vial de la academia de baile, ocurrido en la Cuesta de los Terneros. La transmisión de datos al hospital Garraham, permitió a los profesionales de Buenos Aires contar con toda la información sobre el estado del paciente y saber exactamente lo que tenían que hacer.

Para no irradiar demasiado miden el espesor del cuerpo de la persona antes de hacer el estudio y calcula la menor radiación posible. Además, permite estudiar detalladamente estructuras pequeñas, como el oído. Cuenta con un programa informático específico para analizar las imágenes y las reconstrucciones que se realizan, lo que deriva en una mayor agilidad al atender a los pacientes.

Deuda transformada en equipamiento y servicios

El origen de estos fondos es la deuda que mantenía la empresa KLP, administradora de Casino Cóndor, con la Provincia en el período 2012-2014. Luego de que los recursos fueron transferidos a la Administración Tributaria de Mendoza (ATM), se destinaron a las áreas de Infraestructura, Salud y Seguridad del Gobierno Provincial.

De los 37 millones que saldó la empresa, 12 fueron transferidos a Infraestructura para la compra de 2 motos niveladoras, 16 a Salud para adquirir los 3 tomógrafos de 16 cortes con estación de trabajo incluido y el resto fue destinado a Seguridad para equipar al personal con 900 chalecos antibalas.

Comentarios