Lunes 10 de Julio de 2017

Cumplir las leyes en vez de hacer nuevas

Opinión sobre un mal endémico nacional, reaccionar pidiendo nuevas leyes en vez de hacer respetar las que ya existen. Ejemplos locales.

Es un mal argentino. Reaccionar a problemas urgentes creando nuevas leyes. En estos días lo hemos visto en temas que nos incumben, por ejemplo, el mentado de la circulación de colectivos de gran porte en zonas turísticas de montaña. Y ahí estamos, nuevas reuniones para delimitar la circulación. Y allí duerme ella, la ordenanza 11.451 sancionada en noviembre de 2013 que prohíbe la circulación de micros de gran porte en el Cañón del Atuel y Los Reyunos.
También sucede con el "faltazo" de legisladores a una sesión y el intento ahora de imponer un "ítem banca" para descontarles cuando no vayan, mecanismo que ya está previsto en la Legislatura pero que ¡vaya sorpresa! casi no se aplica nunca.
Seamos claros, está perfecto que se les descuente a los legisladores que no van, pero cumplamos con las leyes que ya hay para ello y no perdamos tiempo en hacer nuevas. Seguramente en el futuro también se hablará lo mismo de los jueces, a los que poco se controla a qué hora llegan o los días que se toman en repetidas licencias (algunos casos, no todos). En el caso de los magistrados penales suelen tener más la lupa sobre sus acciones, pero los fueros civiles y laborales pasan desapercibidos en los reclamos sociales. Mucha suerte tienen algunos, el día que la lupa se pose en algunos de esos escritorios...
Volviendo al caso de los micros en zonas turísticas, en su momento la ordenanza legisló el tema pero choca con el tema de las jurisdicciones, rutas provinciales o nacionales donde el Municipio legalmente no tiene poder de acción. Es burocrático, pero es así.
Las "jurisdicciones" complican muchos temas y de ejemplo está la Balloffet, eje clave en medio de la ciudad que sin embargo es una ruta nacional. Recién ahora, después de años, se ha conseguido concretar la licitación. Es necesario avanzar en la obligación de que los micros de gran porte no circulen en el centro ni en los circuitos turísticos de montaña.
Como es en otras provincias turísticas, estos recorridos se deben hacer en combis contratadas, con choferes y guías locales. Seguridad y empleo, dos motivos poderosos para ordenar este punto.

Comentarios