San Rafael
Martes 13 de Junio de 2017

El Municipio entregó subsidio al IRIS para mejorar su edificio

Fueron 50 mil pesos para hacer mejoras en la institución que contiene a casi 100 chicos especiales.

El intendente Emir Félix entregó 50 mil pesos para que el colegio especial IRIS siga mejorando la infraestructura de su edificio. Además puso a disposición ingenieros y obreros para que las obras se hagan rápido y salgan lo más barato posible.

En una recorrida por las instalaciones de Alsina y Bombal, el jefe comunal dialogó con las directivas del IRIS y solicitó al Gobierno de Mendoza que no le ponga tantas trabas a esta institución que tiene una trayectoria de 60 años, atiende en doble turno y contiene a casi 100 chicos especiales, provenientes de familias con escasos recursos.

Los padres de los alumnos son -en su gran mayoría- muy humildes y no pueden colaborar monetariamente ni pagar la cuota todos los meses. Por ello, desde la Comuna dijeron que se pusieron al frente de la mejora y ampliación del colegio.

"Iris es una institución muy valiosa para la sociedad, y sus docentes y directivas están muy preocupadas por la continuidad de la escuela", remarcó el intendente.

Añadió que "vamos a seguir ayudándolos hasta que cumplan con todos los requisitos de infraestructura", y pidió a la comunidad y empresas locales que también colaboren.

Desde hace un tiempo, el Municipio ayuda con obreros y materiales, a lo que se suma ahora el aporte de 50 mil pesos para las obras.

Problemas con la habilitación

La presidenta y secretaria de IRIS, Noemí Gargantini de Mahía y Ana María Lino, expresaron su preocupación porque "en la provincia nos piden muchos requisitos. La semana pasada tuvimos una inspección y nos piden cambiar varias cosas en el edificio, pero nosotros no podemos abordar esos gastos".

"Hace 15 días estuvimos en Mendoza y nos dieron 60 días hábiles para solucionar todo. Pedimos una prórroga pero no nos respondieron", expresaron.

Lo único que recibe IRIS es un aporte de Discapacidad Provincial para pagar los gastos de docentes y servicios para 15 chicos, cuando la escuela tiene una matrícula de 100 alumnos. "Si no nos renuevan la habilitación nos cortarán también ese dinero", dejaron en claro.

"Estamos atravesando una situación muy difícil, recurrimos al intendente Félix", explicaron las directivas.

Graficaron que los niños son de familias de bajos recursos y no se le puede exigir a sus padres el pago de una cuota o aporte económico.

A su turno, la gestora del subsidio, la concejal Cristina Da Dalt precisó que "es fundamental que el IIRIS tenga la habilitación definitiva para asegurarse trabajar con tranquilidad y continuar con la gran tarea de ayudar a un sector tan vulnerable de la comunidad, como el de los chicos con discapacidad".

Comentarios