San Rafael
Miércoles 09 de Agosto de 2017

En julio hubo sesenta incendios intencionales por quema de malezas

Se trata de una mala costumbre que en agosto y setiembre se intensifica. Campos secos, vientos y fincas abandonadas permiten que el fuego se descontrole y se propague.

A un mes de la denominada "temporada alta" para la quema de pastizales, los bomberos intervinieron en julio en 60 ocasiones para apagar incendios forestales que se produjeron intencionalmente.
Esta mala costumbre, que es un delito, parece no tener fin y es uno de los temas que más preocupa para los próximos meses.
Es que en agosto y setiembre la estadística indica que se realizan entre 10 y 15 intervenciones diarias por esta mala práctica de quemar basura y pastizales secos.
En este sentido, el subcomisario Néstor Moyano, jefe de Bomberos de San Rafael, recordó que "esta práctica constituye un delito penal" y que "las quemas está prohibidas, salvo que se autorice desde Recursos Naturales".
Al respecto señaló que "se debe iniciar un expediente en esa delegación que luego analiza el lugar donde se va a efectuar la quema y lo autoriza o no". La zona a quemar debe contar con picadas contra el fuego y tener humedad para que no se propaguen las llamas.
En ese contexto, Moyano dijo que "las fincas abandonadas que no tienen la tierra trabajada aceleran la propagación".
Recordó que "antes el dueño de la tierra ayudaba extinguir el fuego con sus tractores y esto lamentablemente dejó de ocurrir".
Este mes, informó el subcomisario, "tuvimos un promedio de dos intervenciones diarias" y "se trabajó mucho en los distritos de Cuadro Nacional y Cuadro Benegas, que fueron los más afectados por el fuego".
Todo cambiará en agosto y setiembre, según los cálculos de Moyano. Es que históricamente en estos meses se producen las mayores quemas que buscan eliminar basura y pastizales secos.
"En la mayoría de los casos, la gente quiere acelerar la limpieza de cupos y para no gastar dinero realiza la quema sin tener en cuenta los vientos y la sequía" y "estos dos elementos más la cantidad de tierra no trabajada aceleran los procesos y el fuego se vuelve incontrolable".
De acuerdo a las estadísticas que se manejan en la delegación de San Rafael, en estos dos meses se realizan entre 15 y 20 intervenciones diarias que implican un alto costo en traslado de personal y combustible, y además el desvío de recursos que pueden impedir la atención de una emergencia en la ciudad.
"Se trata de una cuestión cultural difícil de erradicar que se repite año tras año y que en la última década se ha incrementado por la cantidad de fincas abandonadas", reiteró el jefe de los bomberos.
Lo cierto es que en el cuartel de Bomberos ya se están preparando para una temporada que ojalá no sea igual a la anteriores.
En ese sentido, Moyano recordó que "se trata de un delito penal que conlleva también multas económicas por el tremendo daño material que el fuego puede ocasionar".
Uno de los ejemplos más claros de la destrucción que puede ocasionar estos incendios para quemar basura ocurrió en julio de 2016 cuando el fuego, por efecto del viento, se descontroló y quemó cientos de motocicletas y varios vehículos en la playa de secuestros de la Policía Vial ubicada en calle Tulio Angriman, en el extremo Este de la Isla del Río Diamante.

Comentarios