San Rafael
Martes 18 de Abril de 2017

Historia de Domingo Tasso y su familia

De origen italiano, contador "de oficio" y comerciante, llegó al departamento de la mano de su amigo Florencio Ponte y se casó con su hija, con la que tuvo una numerosa descendencia.

El origen de esta familia se encuentra en un pueblito de nombre Lauriana, en la provincia de Torino, al norte de Italia. De allí viajó Doménico Angelo Gaetano Tasso, que al llegar a la Argentina se instaló en General Lavalle en 1878. En 1886 se casó con Josefa Bisso, italiana como él, pero ella era de Piecio, un pueblito cercano a Génova.
Tuvieron nueve hijos de los cuales dos eran niñas, pero el que nos interesa en esta historia fue Domingo Cándido, quien al igual que sus hermanos concurrió a la Escuela en General Lavalle, en la provincia de Buenos Aires. Como sólo había hasta cuarto grado, asistió tres años a ese grado para aprender más.
Cuando terminó la escuela empezó a trabajar como vendedor con Florencio Ponte y como sabía mucho de números comenzó a llevarle los libros, tal es así que cuando don Ponte viajó a San Rafael, se lo trajo con él. Vivió en el hotel Unión, del italiano Blas Galeota, ubicado sobre la antigua avenida Mitre.
Para don Florencio Ponte, Tasso era su mano derecha y fue así que en 1919 pasó a integrar la firma, que se convirtió en Ponte y Tasso. Esta sociedad duró hasta 1926 cuando Domingo le dijo a su patrón que quería casarse con su hija Celina, éste se opuso, pero los jóvenes se casaron igual. Fueron al Registro Civil de Rama Caída, donde fueron testigos del acto José Blanco Montoro y el coronel Camilo Gay.
Al terminar la sociedad consiguió trabajo en Grandes Tiendas "Gath y Chaves", ubicadas en San Martín y Olascoaga, hasta que Benjamín Eirín, dueño de un importante negocio, lo buscó para ser su socio y así nació la firma Eirín y Tasso, negocio de bazar, menaje y cuchillería ubicado en la actual avenida Hipólito Yrigoyen, donde actualmente está el Hotel Kalton.
La propiedad pertenecía a José Germanó, padre de Santiago Germanó, el famoso piloto de aviación. Con el tiempo la firma compró toda la propiedad y como había una casa de familia, en ella estuvo viviendo el hermano menor de Domingo, de nombre Mario, que había viajado desde General Lavalle para trabajar con él. La sociedad se disolvió en 1955.
Entonces Domingo se quedó con el local y el departamento superior, hasta su venta al Kalton Hotel.
Los nueve hermanos Tasso-Bisso fueron siempre muy unidos, cuatro se quedaron siempre en General Lavalle, dos vivieron en Capital Federal, uno en General Madariaga y los dos nombrados en San Rafael.
Domingo viajaba dos veces por año a Buenos Aires, un viaje corto a mediados de año para comprar mercadería nueva en la Capital, pero siempre se hacía un viajecito hasta sus pagos, para ver a la familia, en una antigua galera con caballos, no había otro medio en ese entonces.
El otro viaje era con toda la familia durante el mes de enero para visitar a su madre y pasar unos días de veraneo junto al mar en San Clemente. Los primeros años lo hacían en carpas y posteriormente hizo construir una casita, una de las primeras que hoy queda en el centro de San Clemente del Tuyú. Todos manifiestan lo mismo: eran veranos "inolvidables".
Del matrimonio Celina-Domingo nacieron cuatro hijos, dos varones y dos niñas: Celina Alicia, quien se casó con el ingeniero Cinca, de reconocida actuación en Irrigación, tuvieron dos hijos, ambos ingenieros: Miguel y Hugo.
Raúl Horacio, ingeniero químico, casado con Nelly Chesak, docente, y tienen tres hijos: Pablo Horacio, ingeniero, casado con Patricia Labiano, viven en Francia y tienen dos hijos estudiando. Martha Cristina, analista de sistema, vive en Chile con dos hijos. Dardo Raúl, profesor de educación física, casado con Fabiana Gaviola, profesora de educación física, tienen tres hijos estudiando.
Roberto Domingo Tasso: óptico técnico, instalado en La Plata, casado con Mabel Rozzi docente y tienen dos hijos, una hija farmacéutica y un hijo profesor de música.
Mirtha Susana, docente, casada con Luis Capuj, vendedor de automóviles, que tuvieron cinco hijos: Raúl, técnico electromecánico; Susana Esther: docente y profesora de IPA, casada con Jorge Atencio y tienen tres hijos; Ricardo, técnico mecánico, vive en San Luis; Roberto, ingeniero electrónico, vive en Neuquén y Mirtha, docente y profesora de piano.
Domingo y Celina formaron una hermosa familia, tuvieron cuatro hijos, 12 nietos y 28 bisnietos, hasta ahora, pero ya hay varios tataranietos.
Ambos fallecieron en San Rafael, Domingo en 1968 y Celina en 1983. Descansan sus restos en el cementerio de San Rafael.
María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios